-La inversión socialmente responsable cobra cada vez más importancia, pero ¿cómo se puede medir si una estrategia ASG cumple realmente con estos criterios?

-Los criterios ASG son muy subjetivos. Desde AllianceBernstein buscamos un aliado estratégico importante cuando se empezó hablar de esto. En 2015, la ONU nos empezó a ayudar de manera muy concisa a través de los 17 objetivos de desarrollo sostenible en un horizonte temporal hasta 2030.

Nuestra visión y nuestro punto de partida son esos 17 objetivos con 169 productos y servicios que, claramente se pueden usar para ver el futuro y buscar que las empresas y su impacto social y medioambiental sean plasmados.

-¿Qué proceso de selección siguen en AllianceBernstein para formar una cartera sostenible?

-No nos basamos en un índice de referencia. Lo que buscamos son los objetivos de desarrollo sostenible como punto de partida y a partir de ahí identificamos una serie de tendencias, desde un punto de vista climático, social y educativo y, por último, desde un punto de vista de empoderamiento, por ejemplo con la integración de la mujer de forma consolidada en el mundo financiero, o que la educación sea equitativa en todo el mundo. 

-Contáis con el AB Sustainable Global Thematic Portfolio, que aspira a obtener un rendimiento superior al MSCI AC World Index a largo plazo invirtiendo exclusivamente en empresas bien gestionadas conformes con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. ¿En cuáles de ellos se centra el fondo exactamente?

-Nos intentamos centrar en objetivos claves, relacionados con el clima, con compañías como Vestas, que nos ayuda a tener una energía sostenible en todo el mundo. 

Estrategias de Inversión

En cuanto al empoderamiento, contamos con una empresa de educación que busca las desigualdades en el mundo.

Sobre sanidad, hay compañías como Intuitive Surgical que busca la eficiencia con la robótica a la hora de operar a un paciente, que sufra menos y el postoperatorio sea menor. En cierto modo, pretende que el sistema gaste menos por paciente. Hay muchos factores a tener en cuenta y muchas compañías, pero los objetivos de desarrollo sostenible son 17... nosotros intentamos estar en aquellos que más se asemejen a los tres temas troncales que tenemos en nuestra cartera: el clima, la sanidad y el empoderamiento.

5-¿Cómo se ha comportado el fondo en este arranque de 2021?

-La demanda de este tipo de productos ASG entre clientes españoles ha sido muy alta. Incluso a nivel europeo. Ha sido uno de los fondos donde más volumen ha entrado. Nosotros creemos que las tendencias seculares que tenemos en cartera son las que van a continuar en el mercado, de tal manera que vemos mucho interés por parte de los clientes, de los agentes financieros.

-Las tres primeras compañías del fondo son Flex (2,88%) Infineon (2,76%) y Koninklijke Philips (2,50%). Sin embargo, destaca la presencia de empresas estadounidenses (54,6%). ¿Encontráis en EEUU las mayores oportunidades? ¿Por qué apostáis por las compañías mencionadas?

-Es importante tener en cuenta que, hoy en día, el MSCI World, el índide que tenemos de referencia, tiene una gran predisposición al mercado americano. Nosotros, como gestores americanos, identificamos una serie de compañías estadounidenses que lo están haciendo bien en la sociedad. De aquí deriva que tengamos más de la mitad de la cartera en el mercado americano. También es cierto que la diversificación es interesante desde un punto de vista regional ya que el resto de mercados puede ser emergentes, europeos o asiáticos. 

Philips nos ha ayudado a lo largo de la historia con las bombillas, pero ha evolucionado y creado instrumentos médicos además de generar y acumular datos para la salud. Esto nos ayuda a que no solamente nos podamos curar más rápido sino que además proporciona tecnología que permite la acumulación de esos datos. 

Nosotros intentamos buscar las tendencias importantes, seculares de estas temáticas: el clima, la sanidad, el empoderamiento... para trasladarlas hasta las compañías y que estas generen ese impacto ambiental y social, así como de gobernanza de los criterios ESG.