Víctor Peiro, director de Análisis de Beka Finance, analiza la actualidad de los mercados en una entrevista en la Bolsa de Madrid. 
 
Acabamos de comenzar el mes de marzo. Semana que comienza con reunión del BCE en el mes que comienza el famoso “QE”. Cada vez son más las voces que hablan de que esta inyección monetaria no es tan positiva y hundirá más al euro….¿Cómo lo valora usted?

“Será positivo a corto plazo, es una medida que el BCE se ha visto obligado a tomar por una serie de circunstancias. La primera de ellas sería debido a que el resto de bancos centrales ya lo había hecho y el BCE se ha visto obligado a depreciar su moneda para impulsar la actividad económica.

De todos modos, pensamos que es un poco ‘pan para hoy y hambre para mañana’. Ahora mismo, con los tipos a cero, los inversores se están viendo obligados a comprar bonos de compañías que tienen mucho riesgo”.

Uno de los sectores de los que se ha hablado como beneficiado de esta medida sería el constructor e inmobiliario. Es este último el que acapara la atención en los últimos meses precisamente por el interés suscitado entre los grandes inversores ¿Cree que es una buena opción e inversión en este momento?
“Yo creo que sí. Las empresas del sector constructor están saliendo de una reestructuración muy fuerte y están comprando otras empresas, a nivel de renovables o energías, donde se endeudaron muchísimo, aunque también están vendiendo activos. Ahora mismo, casi todas están en una u otra fase de terminar esa reestructuración y por eso es positivo.

Si hablamos del sector inmobiliario, los últimos datos reflejan que hemos tocado suelo. Ahora se está viendo el fondo de ese mercado con una transformación muy importante. El 80% de la población tenía vivienda en propiedad anteriormente a la burbuja inmobiliaria. Ahora la gente parece haberse dado cuenta de los beneficios del alquiler. Esto abre la oportunidad de las empresas de SOCIMIs que van a invertir en activos para alquilarlos.

Van a bolsa y es una forma atractiva de invertir. Tienen una base de alquileres bastante fijas”.

Con la etapa de resultados empresariales ya terminada ¿qué valoración hacen de las cuentas que han presentado las compañías?
“Los resultados reportados en 2014 han sido muy buenos. En el agregado han subido un 50%. Si quitamos las provisiones y demás, la evolución de los beneficios sería del 10% esperando para 2015 tasas de entre el 15% y el 20%”.

¿Hay alguna empresa que les haya sorprendido especialmente?
“Hay sectores como el de bancos, cuyos resultados preprovisiones habrían subido un 8%. 2013 y 2014 son años de mucha transición en el sector bancario. Estamos pasando a un sector que tiene una estructura más enfocada al cliente, en base a comisiones, y que el año que viene tendrán que hacer un esfuerzo para hacer crecer su margen financiero.

El sector industrial también nos ha sorprendido. Aún hay muchas empresas que tienen commodities, con mucha relación con las actividades cíclicas y todavía es bastante débil la actividad de sus sectores”.

¿Cómo valoran las cifras que ha dado Bankia y el hecho de que se haya planteado elevar el pay out hasta el 25%?
“Es una señal más de fortaleza que contrasta con las provisiones fuertes que ha tenido que hacer de más de 200 ME. Además, ha mencionado que estaría capacitada para devolver la mitad de las ayudas que le concediera el estado.

La gestión actual está muy a la vanguardia del sector y se sienten razonablemente fuertes para hacer eso. Dentro de la banca nacional es uno de los que está más estable”.

Con todo esto sobre la mesa ¿está justificado un Ibex consolidando los 11.000 puntos?
“El Ibex, aunque ha subido un 8% que es mucho menos de lo que ha subido el Dax o el MIB, está desvirtuado por el comportamiento de bancos. Es un año para ser muy selectivo. El Ibex puede subir hacia 12.000 puntos con el empuje de la QE lo que tendrá un impacto en flujos muy importante, buscando empresas con una rentabilidad por dividendo alta.

Ahora lo que se tiene que descontar son los resultados empresariales y ese potencial está muy disperso entre compañías. Los bancos son uno de ellos”.

¿Ve el índice para invertir actualmente? Se lo digo porque hay expertos que consideran que esta subida ha venido liderada por los inversores institucionales y, en el momento en que el particular decida invertir, llegará la corrección. ¿Cuál es su opinión?
“En la empresa tenemos flujos de minoristas y de institucionales y los dos han subido bastante. Los inversores americanos, por ejemplo, son mucho más de movimientos estructurales. Empezaron estando fuera de Europa, posteriormente vinieron inversiones como las de Slim o Bill Gates y ahora están entrando todavía (en Europa).

Respecto a la consolidación, hay que esperarla. Un mercado no puede subir un 10% en dos meses y seguir así. Debería ser más progresiva y dependerá de las noticias macro. No hay que olvidar el tema del ‘sell in may’; es verdad que los meses de marzo y abril suelen ser malos. Ahora a lo mejor toca consolidar unas cuantas semanas, aunque se puede ver distorsionado por la QE”.