Marc Ribes, director de Activo Trade en Madrid, comenta que “las cosas se están complicando en Europa, las autoridades siguen sin aprender después de lo que pasó con Lehman Brothers y siguen sin tomar decisiones mientras la incertidumbre presiona los mercados”.

Al final, “se acerca más la quiebra de Grecia porque el rollover que ofrecen a las entidades privadas es un default y las agencias de rating lo han terminado reconociendo. Este selective default conlleva que las agencias que cubren estos riesgos, al final, tengan que pagar”.

En España, “el bono a 10 años está cercano al 7% y cuando otros países han llegado a este porcentaje han quebrado y se les ha tenido que rescatar. El peligro es enorme”.

Con este panorama, recomienda “no invertir en bancos porque son los principales tenedores de bonos y, una quiebra de estos países podría conllevar una quiebra masiva de bancos”.

Con respecto a la próxima salida a Bolsa de Bankia y Banca Cívica comenta que “no nos tenemos que dejar engañar, hay que vigilar esta inversión porque no está exenta de riesgo”.

“BBVA y Banco Santander están aguantando muy bien niveles por la internacionalización de sus negocios, mientras que todo el sector bancario mediano español está cotizando a mínimos de todo el movimiento bajista, lo que podría favorecer oportunidades de inversión en el medio-largo plazo, pero no ahora”.

Técnicamente, “Santander y BBVA están haciendo un triángulo descendente y, la pérdida de los 7 euros por parte de Santander y los 6,75 por BBVA podrían dar una señal bajista muy poderosa que arrastrara al Ibex 35 muy abajo”.

Pese al discurso pesimista, Ribes afirma que “la Bolsa está alcista a nivel internacional, aunque en los parqués de la periferia europea es lateral o, en algunos casos, bajista”. Por ello, recomienda “aprovechar recortes en el Dax para entrar”.

También apuesta por “la plata, que está actuando de activo refugio y, mientras no pierda los 35 dólares por onza, el objetivo es que vuelva a máximos, en 50 dólares”.