Tras dos días de reunión de la FED lo que ha sucedido es lo que nos venían anunciando, hay una operación twist, una operación que se llevó a cabo en los ´60 para aplanar la curva de tipos vendiendo bonos de corto plazo para comprarlos a largo plazo. ¿Con qué fin ? Que los bancos se financien a un tipo de interés más bajo y reactivar el sector inmobiliario y activos de riesgos. Una operación twist sola no soluciona los problemas de la economía, como el paro o la demanda en el consumo, por lo que al no haber un QEIII u otras medidas adicionales, el mercado se ha decepcionado.
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.

Dentro de la bolsa española, Inditex es una compañía extremadamente saneada “con un balance perfecto, casi no tiene deuda y constantemente se está reinventando y poniendo al día con la venta on line”. Su próximo nicho es buscar esta venta en mercados de Japón. si miramos un gráficos, siempre que el valor esté por encima de los 61 euros será buen momento para entrar con miras a corto-medio plazo en 65 euros. Una vez que rompa este nivel incluso podría llegar a los 70 euros.

En Reino Unido habría que pensar el escenario de pánico, miedo, extremadamente volátil donde el inversor no sabe qué hacer y buscar activos refugio. Desde CMC Markets creen que una opción es entrar en acciones, índices o divisa de Reino Unido. “No tiene euro, su divisa está revalorizada frente a la comunitaria y porque esperamos que se produzca un QEII, su PIB pasa del 1% al 2%, con lo que se reactivaría su economía, sus acciones y, en definitiva, su divisa”.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí