Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, comenta que “las diferencias de comportamiento entre la bolsa europea y la estadounidense se deben a los riesgos de los países periféricos, en cambio, en EE.UU. vemos una política monetaria flexible y expansiva, lo que vuelve a introducir liquidez, parte de la cual está invertida en renta variable”.


Los niveles a vigilar serían, “en el S&P 500, los 1.140 puntos, que funcionan como soporte, y los 1.220 puntos por arriba. Si superara esta resistencia podría pensarse en un nuevo tramo al alza. En el Dow Jones, los 10.700 funcionan como soporte y los 11.400, como resistencia, pero los niveles actuales son insostenibles y, por ello, al mínimo síntoma de incertidumbre vemos caídas importantes en la renta variable”.

“En EE.UU. son más fáciles de solventar los problemas de déficit que pueda tener el Estado de California, que los que tenga Grecia, Portugal o Irlanda”, dice el experto, “porque en Europa hay unidad económica, pero no política”.

Si bien el experto reconoce que “las entidades sistémicas financieras de EE.UU. han presentado unos resultados mejores de los esperados, entre las entidades no sistémicas han quebrado más de 140 entidades, frente a las 70 del mismo perdido del año anterior”. A esto hay que unirle “la reestructuración para amoldarse a Basilea III, por lo que no estaría en el sector financiero”.

Tras presentar sus cuentas del último ejercicio fiscal, Vicho dice que “Hewlett-Packard es un valor que nos gusta por ratios fundamentales y técnicos, aún le queda potencial alcista, tiene un per atractivo, ofrece dividendo del 0,75% y lleva una evolución buena en el año, lo que le convierten en uno de los más atractivos del sector”.

Teniendo en cuenta que “todavía hay síntomas de debilidad en el consumo estadounidense, es complicado hablar de recuperación hasta que éste no mejore”. Por ello, “la temporada de Navidad va a ser un buen termómetro para ver si el consumo mejora y, entre los valores de éste, nos quedamos con Wal Mart”.

En el mercado de divisas, “la política monetaria expansiva podría dar soporte al euro-dólar, de ahí que veamos complicado que este par caiga por debajo de 1,3250-1,33, aunque también será complicada una recuperación de los 1,42-1,4250 dólares

Recomendación:
“Nos estamos fijando en Microsoft porque está acercándose a niveles interesantes de compra, ya que la corrección de las últimas semanas hace más atractiva la inversión en este valor. Además, se beneficia por la debilidad del dólar”.