Kai Torrella, consejero delegado de Gesinter, analiza la situación de la bolsa española tras estas semanas de fuertes caídas.

¿Cree que la corrección de las bolsas está justificada después de tanta subida?, ¿ha terminado ya?
Los mínimos que marcaron las bolsas europeas probablemente fue una pasada de frenada. Las caídas se extendieron demasiado. Ahora bien, para salir de estas caídas, tendremos que hacerlo con volatilidad, por lo que, a lo largo de las próximas semanas veremos subidas y bajadas aunque los mínimos del miércoles pasado ya serán los mínimos del resto del año. 

¿Hasta qué punto cree que es cierto que la Fed extienda su programa de compra de activos y el BCE apruebe un QE?
Lo que sí es cierto es que estos últimos días ha habido declaraciones de miembros de la Fed apuntando a esto. En el caso del BCE, de una manera encubierta o con otro nombre, pero tiene que acabar viniendo un QE, que es lo que nos tiene que sacar del atolladero.

¿La caída ha dejado algún mercado especialmente barato?
Las bolsas europeas no están nada caras. La semana pasada hubo mucho volumen en mínimos y, además, se produjo la salida de fondos de renta variable más importante desde 2008, lo que puede dejar entrever que estamos ante un suelo de mercado.
Si ya había bolsas que cotizaban baratas, como la italiana, según el ratio precio valor contable, han dejado grandes oportunidades. Otras bolsas, como la española, que ha mostrado cierta fortaleza, pueden haber ofrecido buenas oportunidades de entrada. Por tanto, me quedo con la bolsa europea y, para medio/largo plazo, con España e Italia.

¿Ve oportunidades en los repuntes de volatilidad de la deuda periférica como para comprar?
En el caso de la deuda periférica, desestimando Portugal y Grecia, no veo que hayan dado oportunidades claras de entrada. El bono español ha pasado del 2,03% de hace unas semanas al 2,25-2,30% en los peores niveles. La alternativa en renta fija continúa rentando poco.

Abengoa B, Gamesa y Sacyr son los títulos más bajistas del mes pasado. ¿Qué está pasando con ellos?
Los títulos que más sufren son los que tienen mayor deuda. Abengoa y Sacyr tienen mucha deuda y Gamesa había acometido una ampliación de capital por lo que, para evitar problemas cuando las bolsas bajan fuerte, los primeros títulos que se venden son éstos. De la misma manera, si viene un rebote importante, serán los que lo lideren.

¿Hay algún valor en el que se haya complicado especialmente su situación tras las caídas?
Cuando aparecen estas volatilidades, cualquier teoría queda al margen. Hay que valorar los valores cuando las volatilidades bajan y los precios se asientan. Así que, debemos esperar a que encuentren su lugar.

¿Cómo ve a los blue chips españoles?
Es lo que más nos gusta. El Ibex 35 a día de hoy está plano en el año, mientras que otros índices, como el Dax o el CAC están en negativo. Esto está justificado por la ponderación y la situación de los blue chips.

¿Debería preocuparnos que el índice de medianas y pequeñas empresas esté tan negativo en el año?
La verdad es que han recibido un varapalo importante, probablemente por su iliquidez. Si el Ibex small & med cap retrocede un 8% es comprensible, después de subir en 2013 más de un 40%. Todo entra dentro de los parámetros hasta aquí, pero si se estresara más, habría que preocuparse.

¿Qué compraría en este momento?
En este momento de mercado compraría grandes valores que han aguantado bien la caída y tienen rentabilidades positivas en el año, como Iberdrola, Ferrovial, Santander, Grifols, donde la caída ha dado una oportunidad de entrada por debajo de 30.
Dentro de los medianos, nos gusta Colonial alrededor de 0,50 euros es una oportunidad de medio plazo.