Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Broker House obseva que en los índices europeos “hay un sesgo alcista a corto plazo pero a medio plazo va a haber sustos”. En el caso del Ibex 35, “tras superar los 11.200 puntos, el recorrido a partir de ahí está un poco limitado, pues ya ha superado el 61,8% de todo el movimiento de caída”. En caso de que este índice continúe con el canal alcista “podría llegar a los 11.800-11.850 puntos en el corto plazo pero, en caso de perder los mínimos, las caídas podrían apoderarse del mercado”.
 
El Eurostoxx observa Martín que “tampoco ha superado la zona de máximos pero no sería descartable que volviera a superar los máximos que marcó el año pasado”. Situación similar marca para el CAC. Por ello, el analista concluye que “el movimiento es alcista y habría que aprovecharlo con posiciones alcistas que tengamos en cartera, pero subiendo la zona de stops para no llevarnos sustos”. Es más, “si corrige el mercado y se pierden las zonas de mínimos, habría que liquidar posiciones e, incluso, abrir posiciones bajistas con CFDs”.
 
De SOS Corporación dice el subdirector en España de Hanseatic Broker House que “es un valor poco amplio, de pequeña capitalización y que cotiza con horquillas amplias, lo que conlleva un coste transaccional mayor”. Además, es un título “volátil que está sometido a un gran número de rumores y operaciones corporativas que provocan oscilaciones fuertes”, lo que hace de él “un valor muy peligroso”. En cuanto a su situación técnica, “presenta una secuencia de mínimos crecientes sostenida, por lo que, mientras estemos por encima de la zona baja de la directriz alcista, se podrían mantener posiciones alcistas pero, si pierde los 2,40 euros, me plantearía cerrarlas porque el título podría caer”.
 
La aseguradora Mapfre “desde octubre está marcando una secuencia de máximos decrecientes y, cada vez que sube, no es capaz de superar los máximos precedentes creando un canal bajista, por tanto, mientras no supere la zona alta del canal alcista, no me plantearía tomar posiciones alcistas a medio plazo”, afirma Martín. En cambio, “a corto plazo tiene una resistencia clara en 2,80 euros y, en caso de superarla, es posible que en los próximos días pueda ir a buscar los 2,95 euros, que se debe considerar como un nivel máximo decreciente, es decir, con el tiempo irá hacia abajo”. “El stop habría que marcarlo en los 2,68 euros”, concluye el experto.
 
Martín comenta que UBS “es gráficamente alcista pero el problema es que se está comportando de forma muy violenta, incluso dejando huecos”. Aconseja mantener la posición “si operamos en un escenario más amplio en la zona de 17,10 euros pero, si se cierra el hueco, será un signo de debilidad”. Si bien reconoce que podría irse hacia máximos, “en cualquier momento podría girarse y la zona de control (17,10) queda muy lejos, por lo que me plantearía tomar posiciones en un valor en el que el control quede más cerca”.
 
En el mercado de metales preciosos, “la plata, al igual que el oro, está en una tendencia alcista y es probable que recupere la zona de máximos de 19-19,5 dólares en el corto-medio plazo” pues, “mientras la zona de los 17,5 dólares se mantenga, es probable que busque los 19,5 dólares, pero no es descartable que ahí salga papel”.
 
Recomendaciones:
Si estamos dentro del mercado con posiciones alcistas “habría que subir los stops a los últimos mínimos crecientes”. Si no “habría que buscar títulos que tengan potencial, como ING”. En este valor, observa Martín que “en caso de superar la zona de 8 euros, podría producirse un movimiento muy rápido y dinámico hacia la zona de los 10 euros”. Pero avisa de que no hay que olvidar que “los índices están en zona de máximos históricos y el sentimiento de mercado es extremadamente alcista, lo que es indicio de que en cualquier momento pueda haber sustos”. Por ello, el experto aconseja “estar atentos a si se forman movimientos alcistas en las zonas de máximos, tanto en índices como en títulos y, se rompen a la baja, habría que plantearse tomar posiciones bajistas con CFDs”.