El patrimonio de los fondos de inversión cayó un 4% en los seis primeros meses del año. Un dato que “es positivo aunque parezca un contrasentido pues hace un año el descenso del patrimonio era del 14%”, asegura Paula Mercado, directora de análisis de VDOS Stochastics. Se ha frenado la caída y aunque “hay reembolsos netos por valor de 93.000 milllones de euros, la rentabilidad de los subyacentes se está recuperando y con ello el patrimonio”. Un resultado esperanzador “de que vamos a conseguir que esto se recupere y que a final de año los resultados sean bastante buenos”.

Por categorías, la directora de análisis de VDOS Stochastics asegura que las más rentables fueron “rv internacional emergentes- tanto por patrimonio como por rentabilidad- y la renta fija a largo plazo, que han sido buenos en cuento patrimonio”. Los grupos que más han crecido por cuota de mercado por patrimonio “fueron La Caixa, BBVA ,CAixa Cataluña. Ahorro Corporación y Santander son los que más han descendido”. Esta experta admite que “el Acción FTSE Latibex Brasil, obtiene una rentabilidad muy buena derivado de la buena marcha de la economía brasileña” mientras que el fondo de inversión libre “Bestinver Hedge Value Fund es el segundo por rentabilidad en el semestre – supera el 51%- seguido de Quality Bric, que alcanzó un 45% de revalorización hasta junio.

En un momento en que el asesoramiento financiero es fundamental, surge la figura de las empresas de asesoramiento financiero (EAFIS). Y un conglomerado que los aúna a todos es Economistas y Asesores Financieros (EAF) del que Carlos Orduña, es presidente. Orduña adelanta que la creación de los Eafis es un paso adelante en el mundo del asesoramiento financiero pues “a partir de ahora es que haga asesoramiento adelantando al ahorro del cliente no podría hacerlo si no está constituido como EAFI”. Una organización con un objetivo claro “profesionalizar al sector y ayudar a los candidatos dando servicios – códigos de conducta, asesoramiento sobre depósitos (…), intermediación – de orientación”.

Una forma de “profesionalizar el sector” defiende Paula Mercado pues “su propósito más importante es la independencia del asesor y obligará a las gestoras a competir”, lo que en última instancia beneficiará al cliente final. Una figura que va destinada a altos y medios patrimonios y en la que "no sólo se ahorrarán costes los inversores sino que se ahorrarán pérdidas tremendas".