ASEAFI, la Asociación Española de Empresas de Asesoramiento Financiero nace “para recoger y aunar al 90% de las EAFI’s que están siendo acreditadas, para apoyarnos los unos a los otros, ser interlocutor ante la CNMV y apoyarnos dentro de la labor difícil de convencer a la sociedad española de pagar por el asesoramiento independiente”, explica Sara Pérez-Frutos, vicepresidenta de ASEAFI y Directora de Dracon Partners EAFI.
Con respecto al cobro por el asesoramiento, Pérez-Frutos comenta que “la norma que ha querido imponer la CNMV es la de cobrar directamente al cliente por el asesoramiento, como sucede desde hace años en Reino Unido”. El problema es que “hasta ahora en España el poder de la banca había hecho que esta manera de proceder fuera minoritaria” pero, “la CNMV quiere igualarnos al resto de países europeo con este modelo británico que tiene como base cobrar al cliente” si bien, “se ha permitido el cobro de retrocesiones, ya que los costes de mantener una actividad regulada son altos, pero en una medida muy pequeña”, profundiza la experta.

La situación del asesoramiento financiero en los países de nuestro entorno es que “en Reino Unido llevan más de 80 años de figura independiente y más del 70% del producto que se vende en el país es a través de las AFI’s, al igual que Alemania, donde más del 60% del producto financiero que se vende es a partir de independientes, incluso Italia, que ya tiene más de un 15% de su mercado controlado por la figura del independiente”, observa la vicepresidenta de ASEAFI.

Para estrechar lazos con estos países, desde ASEAFI comentan que “hemos enviado cartas a nuestros colegas europeos para, cuanto antes, tener una reunión y comenzar la interlocución, ya que la CNMV europea, el CESR, sigue regulando y sigue imponiendo normativa que nos va llevando a que la figura del independiente cada vez sea más importante, a pesar de que los bancos tengan una predisposición de predominancia”.

A pesar de lo que se pueda pensar, Sara Pérez-Frutos explica que “la competencia de las EAFI’s no son los bancos, es más, se podría decir que son nuestros aliados, pues una EAFI nunca puede tocar dinero del cliente, transmitir o ejecutar órdenes, esto es labor del banco”. En cambio, “estamos en contra de todas las personas y entidades que están prestando este servicio sin los requisitos y estándares de calidad que exige la CNMV, como los chiringuitos financieros, los asesores que venden sus servicios en los medios y que no están respaldados por una EAFI”.

Para dar cabida al cliente en esta asociación, su vicepresidenta explica que “estamos elaborando una página web abierta donde habrá un blog al que todos los interesados podrán enviar sus preguntas y cualquier miembro de ASEAFI las podrá contestar”.