El sector de las comunicaciones para empresas hasta la fecha se ha definido fundamentalmente por las ofertas en telefonía fija, móvil y acceso a internet que los principales operadores de telefonía ofrecían a este segmento de mercado, de forma diferenciada al segmento residencial. No obstante, más allá de su enfoque y discurso comercial específico, las ofertas de telefonía fija y móvil para los usuarios empresariales no distan mucho de aquellas que son dirigidas al público en particular si analizamos el uso por parte del usuario empresarial de dichos servicios.

 

Al fin y al cabo como usuarios, actuamos de la misma forma con un teléfono fijo y móvil tanto si se trata de una llamada realizada desde nuestro fijo o móvil particular como si realizamos la llamada con fines profesionales. No obstante, si bien el dispositivo utilizado es el mismo en ambos casos, lo que sin duda es diferente es el contexto en el que nos encontramos en el momento de realizar o atender la llamada telefónica.

Efectivamente, en nuestro contexto profesional, léase éste como nuestro entorno de trabajo, nuestras comunicaciones son realizadas habitualmente desde una oficina, despacho o empresa, en donde colaboramos con diferentes personas y donde existe además un sistema de telefonía que mantiene en comunicación y cooperación los diferentes dispositivos que utilizamos para realizar nuestras llamadas, tanto las internas con personal de la empresa como las externas. Este sistema, conocido habitualmente como centralita telefónica es el factor principal que diferencia las comunicaciones empresariales de las que realizamos con fines particulares.

En los últimos tiempos y debido a la progresiva introducción de las tecnologías en la nube o ‘cloud’ en los entornos empresariales, las tradicionales centralitas telefónicas se están viendo reemplazadas por las llamadas centralitas en la nube, que son capaces de ofrecer como mínimo las mismas prestaciones que las centralitas convencionales pero sin tener que adquirir equipos o software propietario, a la vez que a dichos servicios se accede de forma remota a través de una conexión a internet que ofrece el mismo operador.  Según datos de la consultora Cavell, en Junio del 2017 había en europa más de ocho millones de extensiones de centralita en la nube instalados, la mayoría de ellos en el Reino Unido con casi tres millones, seguido de Francia, Holanda y Alemania con cerca de millón y medio de puestos en cada país. España, se sitúa en el quinto puesto, con algo más de medio millón de puestos, por delante de Portugal, Suiza e Italia. Cavell estima que se superarán los diecisiete millones de usuarios en cinco años.

La progresiva penetración de soluciones de centralita en la nube ha permitido a los proveedores de dichos servicios incorporar prestaciones mucho más orientadas a las necesidades de los usuarios, quienes han pasado a tomar un papel activo en las decisiones de contratación de dichos servicios del mismo modo que actúan en los procesos de selección y contratación de aplicaciones para sus actividades empresariales, los llamados ERPs o CRMs.

En este contexto, las llamadas centralitas han pasado de tener un papel de tecnología pasiva en una empresa como era antaño con las centralitas físicas, a tener un papel activo en la estrategia de digitalización de las empresas con las centralitas en la nube, especialmente por su impacto en el puesto de trabajo del usuario y al respecto de la convergencia de las comunicaciones en la empresa, unificando en un único servicio tanto la telefonía fija como la móvil, y más recientemente incorporando  la convergencia con el puesto de trabajo del usuario.

A día de hoy y debido a la digitalización en las empresas, el puesto de trabajo del usuario incluye además de los dispositivos tradicionales de telefonía e informática, un conjunto de aplicaciones que soportan los procesos de negocio de la empresa, siendo las comunicaciones un formato o flujo más en dichos procesos. Es por ello que, los usuarios desean disponer de las comunicaciones de voz de forma integrada y convergente en sus aplicaciones, aumentando con ello su productividad y eficacia. La telefonía fija y móvil ya no se considera como un recurso independiente a los procesos y aplicaciones de la empresa, sino todo lo contrario, ésta debe de ser capaz de interactuar y enriquecer con información clave para el negocio dichas aplicaciones y procesos.

El sector TIC ha realizado hasta la fecha diferentes aproximaciones a estas nuevas necesidades, como fueron los sistemas CTI (Computer Telephony Integration) caros y propietarios, al alcance de grandes compañías o centros de atención de llamadas, pero a fecha de hoy y gracias a las soluciones de centralita en la nube, cualquier empresa del tamaño que sea puede disponer de soluciones de comunicaciones que se integran en el puesto de trabajo de sus empleados, como es el caso de Phone-C.net del operador Voztelecom, una aplicación disponible para el correo electrónico Gmail de Google, que permite disponer de la telefonía fija y móvil de la empresa en el puesto de trabajo del empleado, integrando sus comunicaciones telefónicas en el correo electrónico, facilitando al usuario prestaciones hasta la fecha no disponibles desde su dispositivo telefónico convencional, como es la identificación de llamadas con sus contactos, grabación de conversaciones, video llamada, registro de llamadas en el Gmail, o la llamada directa desde el correo electrónico entre otras.

Con estas nuevas prestaciones, los usuarios también pueden atender y realizar sus llamadas desde el ordenador, dentro del mismo navegador Chrome de Google con el que acceden a sus correos electrónicos, pues en definitiva, una llamada de voz es consecuencia directa de alguna comunicación previa realizada por correo electrónico por parte del empleado con su interlocutor, unificando de este modo todas las comunicaciones en el mismo contexto y de forma independiente al dispositivo al que se dirija la llamada, sea el fijo, móvil o al propio ordenador.

VozTelecom es el operador de comunicaciones en la nube líder en España. Con su oferta de CENTREX Unlimited ofrece un servicio de centralita en la nube con telefonía fija, móvil, acceso a internet e integración en el puesto de trabajo del usuario, a través de Gmail así como con otras aplicaciones y CRMs estándares del mercado.