Por el lado menos negativo, pese a que anotan un leve aumento de su endeudamiento (dos décimas hasta el 129,9% del PIB en términos consolidados), ello se debe, fundamentalmente, al fuerte retroceso experimentado por el PIB en el periodo y, además, dicha ratio se sitúa en torno a mínimos de 16 años, lo que les coloca en una posición más holgada para afrontar la actual crisis: antes del estallido de la crisis de 2008-13 la deuda privada superaba el 190% del PIB.

La deuda total de la economía española (en volumen) aumenta en el 1T20 un 0,3% trimestral hasta 3,52 billones de euros. Sin embargo, en términos de PIB, crece con más intensidad, fruto del desplome sufrido por el PIB nominal: 2,4 puntos hasta el 284,4%.

Al aumento del endeudamiento global (en términos de PIB) contribuye, fundamentalmente, el sector público y, en menor medida, las empresas, mientras que las familias estabilizan su ratio, si bien reducen deuda en volumen y tienen contratación neta negativa. Por un lado, la deuda de las AA.PP.2 se situó en el 133,8% del PIB, casi dos puntos más que al cierre de 2019.

Por otro lado, aunque la deuda del sector privado no financiero (familias y empresas) cae en volumen (apenas en 2.378 millones de euros), en términos relativos aumenta en seis décimas de PIB hasta el 150,6%; en términos consolidados (descontada la deuda entre empresas), la deuda privada se sitúa en el 129,9% (129,7% anterior). Desde máximos, la deuda privada acumula una caída de 76,2 puntos de PIB, mientras que la pública ha aumentado desde mínimos en 94 puntos.

El endeudamiento de las familias se mantiene en mínimos desde 2003…

La deuda de los hogares (aquélla materializada exclusivamente en préstamos) se sitúa en 704.514 millones de euros, con un descenso trimestral del 0,6%; dicha cantidad representa el 56,9% del PIB, idéntica ratio a la del trimestre anterior, que es la más baja desde el 4T03. Respecto a los máximos de mediados de 2010, el descenso de la deuda es de casi 29 puntos de PIB.

En términos de la renta bruta disponible (RBD), la deuda se sitúa en el 90,4%, ocho décimas menos que el trimestre anterior y la ratio más baja en 16 años.

Los pasivos netos contraídos por las familias entre enero y marzo son negativos (-3.057 millones de euros vs -63 millones un año antes): se trata de la cifra más negativa en un primer trimestre desde 2015. La contratación de préstamos se reduce en 3.853 millones de euros, básicamente con instituciones financieras monetarias, mientras que el resto de pasivos (derivados financieros, créditos comerciales y otras cuentas pendientes de pago) aumentan muy levemente (795 millones). Dentro de la contratación de préstamos, caen, tanto los prestamos a corto plazo (-1.439 millones) como, sobre todo, los préstamos a largo plazo (-2.414 millones): en el primer caso estarían incluidos los créditos a consumo y en el segundo las hipotecas.

Precio objetivo de todos los valores del Ibex 35
Analizamos según el consenso de mercado los precios objetivos de todos los valores del Ibex 35 y su potencial a 12 meses.

… y el ahorro generado por las familias se dirige a depósitos

Los activos financieros de las familias anotaron en el primer trimestre del año la mayor caída desde 1998: un 4,5% trimestral hasta situarse por debajo de los 2,29 billones de euros, la cifra más baja desde el cierre de 2018. A esta evolución contribuyó, principalmente, la notable pérdida de valor en el trimestre (-119.257 millones de euros), debido, sobre todo, al deterioro de las cotizaciones de acciones y fondos de inversión; esto fue parcialmente contrarrestado por la elevada adquisición neta de activos financieros: 10.644 Cuentas Financieras 1T20 17 de julio de 2020 Página 3 de 5 millones de euros, la cifra más alta en un primer trimestre en cuatro años -en línea con el fuerte ahorro generado por las familias en el trimestre, algo que no sucedía en un primer trimestre desde 2004-. Dicha cantidad se materializó, fundamentalmente, en depósitos transferibles (16.881 millones de euros) y, en menor medida, participaciones en capital y fondos de inversión (6.913 millones). Por el contrario, se redujeron los depósitos a plazo (-8.419 millones) y seguros y pensiones (-3.436 millones).

Fruto de la evolución de activos y pasivos financieros, la riqueza financiera neta de los hogares se reduce con una intensidad desconocida desde el 1T09, un 6,3% trimestral hasta casi 1,53 billones de euros, cantidad equivalente al 195,9% de la RBD, la ratio más baja desde 2014.

En contraste con el fuerte deterioro de la riqueza financiera de los hogares, su riqueza inmobiliaria no deja de crecer, aunque lo hace muy levemente: un 0,8% trimestral hasta cerca de 5,54 billones de euros, máximo desde 2011 y equivalente al 447,8% del PIB. No obstante, pesa más el deterioro financiero, de modo que la riqueza total de las familias se reduce casi un punto hasta el 571,2% del PIB: los activos inmobiliarios representan el 78,4% de la riqueza total, el porcentaje más alto desde 2013. 

Se frena el desapalancamiento empresarial…

La deuda neta contraída por las empresas (en términos consolidados) aumentó en los tres primeros meses del año en 6.361 millones de euros, la cifra más alta en un primer trimestre desde 2017. La reducción de los valores representativos de deuda (-1.218 millones), fundamentalmente en manos del resto del mundo, fue ampliamente contrarrestada por el aumento de la contratación de préstamos, sobre todo con instituciones financieras monetarias (9.273 millones); dado que las amortizaciones fueron inferiores, el saldo de estos préstamos se incrementa en 8.622 millones, algo que no sucedía desde el 1T16, hasta un total de 443.705 millones.

Pese a la mayor contratación de préstamos, el saldo de deuda consolidada de las empresas (préstamos y valores representativos de deuda, excluyendo los importes frente a otras empresas) se redujo ligeramente en el 1T20, en 836 millones de euros hasta un total de 905.149 millones, mínimo desde mediados de 2018. No obstante, el derrumbe del PIB en el periodo ha quebrado el proceso de desapalancamiento empresarial: dicha deuda representa el 73,1% del PIB, tres décimas más que el trimestre anterior, pero, en todo caso, muy lejos de los máximos de 2010, cuando llegó a situarse en torno al 120%.

… y los activos financieros de las empresas se reducen intensamente

Los activos financieros de las empresas se redujeron con fuerza en el primer trimestre, un 4,4% trimestral, un deterioro desconocido desde 2009, hasta 2,65 billones de euros: por un lado, se produjo una notable devaluación de los activos por cerca de 124.000 millones de euros, debido, principalmente, a la mala evolución de acciones y fondos de inversión; y por otro, la adquisición neta de activos, en línea con el menor ahorro generado en el periodo (sufrió un desplome del 16,5% interanual, la mayor caída de la serie), fue la más baja en un primer trimestre de los últimos seis años, tan sólo 794 millones. Esta cantidad se materializa, sobre todo, en acciones y otras participaciones en el capital de otras empresas (12.047 millones); en cambio, se reducen los créditos comerciales y otras cuentas pendientes de cobro (-16.034 millones).

Bankia Estudios

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información