Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic BrokerHouse, piensa que "el Ibex 35 sigue muy lateral, mientras que en los mercados americanos siguen los ascensos, aunque sigo pensando que no hay mucho recorrido alcista y espero una corrección de aquí a final de año”. Las razones en las que justifica esto es que “el índice VIX está cercano a los 20 puntos, lo que demuestra que el mercado está muy sobrecomprado y cercano a su techo”. El Ibex 35 sigue sin superar los 10.950-11.000 puntos, una resistencia muy importante y, “en caso de perder los mínimos de la semana pasada podría irse hacia niveles inferiores”.

Con respecto al Dow Jones, comenta que “lleva una tendencia bastante fuerte pero está en niveles propicios a una formación lateral para después romper a la baja y ver una corrección parcial de toda la subida”.

De Banesto dice que “como el resto de la banca mediana, ha experimentado un rebote, pero siguen siendo bajista”. Así pues, “desde el año pasado Banesto ha realizado una secuencia de máximos y mínimos decrecientes, y en el corto plazo se ha movido en lateral entre los 7 y 7,5 euros y, en caso de perder los 7 euros, es probable que busque los 6,65 euros o incluso más abajo, los 6,11”.

“En Gamesa queda potencial bajista”, asevera Martín. “Es el valor que peor aspecto presenta dentro del Ibex 35, con una estructura de mínimos y máximos decrecientes y, si bien en algún momento puede decelerarse el movimiento de caída, la tendencia es bajista”. El experto observa en el gráfico que “el movimiento bajista comenzó en septiembre de 2009 y, haciendo una proyección del 161,8% desde ahí, nos lleva a establecer una proyección bajista en el título en torno a los 3,97-4 euros. Ahora está en fase de dilatación y las caídas podrían ser aún más dinámicas para ir a buscar los 4 euros, zona en la que quizás podríamos plantearnos tomar posiciones”.

 

En el grupo de los ‘chicharros’ Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic BrokerHouse destaca que Jazztel “lo está haciendo muy bien, a corto plazo está marcando una estructura de máximos y mínimos crecientes muy clara y, mientras no pierda niveles de 2,76 euros, seguirá al alza. En el corto plazo podría ir a buscar niveles de 2,20-2,30 euros y, en caso de superar esta zona, podría irse hasta los 4,20 euros en el largo plazo”.

En el mercado de divisas, el gráfico del euro-dólar muestra “un movimiento muy muy vertical, con una clara tendencia a favor del euro, con objetivos teóricos en 1,45 dólares. Estos niveles deben ser entendidos como una zona de regresión potencial con posibilidades de ir a 1,34 e incluso 1,31 dólares”. Su recomendación aquí pasa por “si pierde la directriz alcista, cerrar las posiciones que estén compradas en euros o vendidas en dólares porque podría haber algún movimiento correctivo”.

El experto recomienda a los inversores “ir ciñendo los stop loss de las posiciones compradoras a los últimos mínimos crecientes de los activos que tengamos y, si estamos fuera del mercado, no habría que plantearse tomar posiciones a medio-largo plazo porque se puede forjar un movimiento correctivo de aquí a final de año”.