Las inversiones socialmente responsables han adquirido un impulso enorme en los últimos años. El análisis y la puesta en valor de los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza han contribuido a reconocer a las empresas que se centran en ofrecer productos o servicios que contribuyen a una economía ambientalmente sostenible, apoyan el desarrollo del capital humano, implementan las mejores prácticas de producción y seguridad y cuentan con un gobierno corporativo fuerte.

ISR: qué ha determinado su popularidad y crecimiento

En este sentido, varios son los elementos que alimentan la creciente demanda de este tipo de inversiones:

Información - Las organizaciones encargadas de analizar los criterios ESG proporcionan información de mejor calidad y mayor alcance.

Cambio climático - A medida que los gobiernos, políticos e inversores toman mayor conciencia de los peligros que entrañan los riesgos climáticos, cada vez son más los que intentan evitar que las empresas contribuyan con estos problemas.

Rentabilidad – Distintos estudios sobre la rentabilidad de los fondos ISR muestran que las soluciones ESG pueden ser una oportunidad de inversión rentable o incluso indicar signos de mayor desempeño.

Accesibilidad - Las opciones de inversión en ISR son cada vez más amplias, lo que implica que un inversor con conciencia social puede elegir entre una amplia gama de fondos (incluidos los ETFs) y gestores de inversión.

Valores y autenticidad - Los inversores responsables reconocen que el dinero invertido puede tener impacto en la sociedad.

Escándalos corporativos - Numerosos ejemplos de escándalos corporativos han erosionado la confianza de los inversores, por lo que muchos se sienten atraídos por un proceso de decisión de inversión que profundiza en el comportamiento y la ética de las empresas.

Mujeres - A medida que las mujeres han ganado presencia en las empresas, asumiendo cada vez más funciones, peso en los órganos directivos y creado sus propias compañías, muchos inversores han optados por invertir en firmas afines a la paridad de género.

Millennials – Las personas nacidas entre principios de la década de 1980 y comienzos de los 2000, es una generación que busca marcar la diferencia en la sociedad a través de los trabajos que tienen, los productos que compran y las inversiones que realizan.

Bajo estos pilares, los inversores apoyan la demanda de fondos de inversión que coinciden con sus valores y a través de los cuales pueden contribuir con sus ahorros personales al cambio global. Además, las inversiones socialmente responsables se han convertido en objetivo de los ahorradores bajo la percepción de que las compañías que respetan los valores ESG tienden a proporcionar una rentabilidad a largo plazo relativamente más alta que aquellas que no siguen estos criterios.

Pedro Coelho, director de UBS ETF para Iberia