Jeff Hochman, director de Análisis de Fidelity, analiza la situación económica global e identifica las buenas oportunidades de inversión que siguen pasando por renta emergente, high yield y oro.

Parece que el inversor vuelve a tener confianza. ¿El riesgo de la renta variable ya no es tan elevado?

“No. Hay buenas oportunidades de hacer dinero en la renta variable en estos momentos. Lo que sucede es que generalmente se percibe mayor riesgo cuando la curva del modelo llega a su punto más bajo. Dos o tres años atrás, en el escenario iba todo hacia abajo. Todavía estamos en ese ciclo pero esperamos que la situación mejore ya que no es tan mala como lo era hace tres años. Somos optimistas y estamos esperanzados en que las cosas mejorarán a pesar de que seguimos yendo atrás y adelante. Pero desde el punto de vista de la inversión, en algún momento las cosas mejorarán y por consiguiente los mercados recuperarán su valor, pero es necesario tener tiempo suficiente y paciencia. La paciencia es la clave porque la mayor parte de la gente no la tiene. No es demasiado tarde todavía."

¿Qué requisitos debe cumplir una cartera para tener éxito?

“Comenzando 2012 y mirando al resto del año, las dos velocidades del mundo continuarán y asumo que la situación en Europa no llegará a una recesión profunda. Los mercados de renta variable se moverán en un rango del 5-10%, arriba o abajo.

Pensamos que entre este año y 2013, los mercados de renta variable lo van a hacer bien con lo que se debería tomar ya ventaja, en el sentido de que si los mercados caen, volverán a subir más adelante. Y esto quiere decir que existen otra serie de inversiones como los mercados de renta fija, bonos de deuda pública o bonos corporativos high yield que considero que también lo van a hacer realmente bien este año. Con ello quiero decir que se debe tener cierta exposición a la renta variable. Los mercados emergentes lo harán mejor este año que en 2011, Estados Unidos mantendrá su recuperación y la eurozona tocará suelo para después empezar a crecer, pero es una cuestión de elegir el momento. Así que (la cartera) pasa definitivamente por inversión en high yield combinada con inversiones en renta variable regional y algo de oro, por supuesto."

¿Estados Unidos sigue siendo el lugar en el que hay que estar?
"Estados Unidos se ha recuperado mejor que la eurozona. La recuperación estadounidense evolucionará de forma positiva, aunque lo hará de manera muy gradual. Lo cierto es que las opciones para que Estados Unidos caiga en una recesión no son muy elevadas y esa es la parte positiva. Lo bueno de invertir en Estados Unidos es que es un país muy grande y siempre tiene una buena combinación entre la renta variable doméstica, el mercado de renta fija y muchas empresas que exportan. Pero esto no significa no invertir en Europa.

Todo el mundo es muy negativo respecto a la eurozona, pero es algo que puede cambiar de forma muy rápida. Si hay decisiones políticas estables en los tres o cuatro próximos meses esperamos que algo del dinero regrese también a la eurozona, así que no creo que se deba ignorar completamente a Europa y sólo invertir en Estados Unidos, a pesar de que se encuentra claramente un escalón por encima de Europa en el proceso de recuperación."

¿Se pueden obtener buenas rentabilidades jugando en deuda soberana?
“Es posible crear una cartera a partir de buenas rentabilidades obtenidas sólo de inversiones en renta fija, pero no deberíamos esperar tener un año ligado a los índices como en el caso de 2011, año excepcional puesto que los bonos gubernamentales cayeron ligeramente. Antes o después comenzarán a subir de nuevo. Es una cuestión de tiempo que suceda en 2012 ó 2013 con lo que se puede hacer dinero a partir de bonos corporativos high yield, sobre los que nos somos tremendamente positivos. Somos menos positivos respecto a los bonos de deuda soberana a la vista de los dos últimos años. Es posible hacer retornos positivos en el mercado global de bonos."

Respecto a España, ¿cuál es su opinión sobre nuestro mercado?
“Visto desde el exterior, el país está haciendo la cosas que deben ser hechas. Es un momento muy complicado y el mercado de acciones (Ibex 35) está haciendo aquello que el mercado sabe hacer mejor: imaginar y descontar lo que considera que la economía hará en un futuro. En España hay compañías que los están haciendo muy bien, mientras que otras compañías, quizás el sector bancario, todavía están tratando de encontrar un suelo sólido. En el momento en que consigan tocar esa base, las malas noticias se encontrarán ya descontadas en el precio y, a menos que las cosas lleguen a ser mucho peor de lo que contemplamos en este momento, el mercado debería encontrar bases sólidas para empezar a mejorar. El momento para ello no está claro.

Mirando la situación (de España) desde el exterior, las cosas se ven mejor. La situación está algo más clara ahora, aunque necesitáis tener mucha paciencia porque no es algo que vaya a suceder de un día para otro, sino que tomará varios años para que las cosas realmente empiecen a mejorar."

¿Habría que esperar para ese cambio hasta después del verano?

“Podría producirse incluso antes si hemos acabado en cierta medida con los problemas de riesgo soberano, pero el crecimiento necesita empezar a aparecer para que los inversores realmente empiecen a entrar y no es sólo una cuestión de España, sino que se está mirando a la situación de todo el sur de Europa, pero sigo pensando que muchas de las malas noticias se encuentran ya descontadas en el precio. "