El sesgo de medio-largo plazo del Ibex 35 es claramente bajista, reconoce Ana Rafels, socia directora de Bolsacash.

En junio de 2010 el Ibex 35 tenía una tendencia alcista y en julio de este ejercicio ha sido rota a la baja en varias ocasiones, Siun embargo, son rupturas bastante débiles y no tienen demasiada contundencia hasta que en julio testeará los 9.400 puntos. Y, como pasó en el pasado, el índice es capaz de rebotar al alza, consigue hacer un pullback para girarse nuevamente a la baja, lo que nos deja entrever que el selectivo está muy débil.

Con la ruptura de esos 9.400 puntos, el selectivo se giró virulentamente a la baja con zonas de soporte en los 8.800-8.565-mínimos de 2010- y desde ahí intenta girarse al alza. No obstante, la debilidad del selectivo en las últimas semanas nos ha hecho ser bastante cautos manteniendo las posiciones cortas con un stop que nos permita seguir participando de las correcciones. Y la zona de soporte de 8.800 podría romperse a la baja.

Si estos niveles se rompieran estaríamos en situauación de decir que las cesiones tendrían mayor continuidad hasta buscar los 7.565 y 7.388, niveles en los que arrancó el movimiento alcista desde marzo de 2009.
 
Si el selectivo español va a buscar los 9.000-9.200 desconfiaríamos de la tendencia alcista pero si consigue rompera al alza podríamos ver avances mayores, pero teniendo en cuenta que esta zona de lateralidad ha quedado claramente rota a la baja por lo que el sesgo de medio-largo plazo es claramente bajista.