El Ibex 35 ya ha perdido los soportes de referencia más cercanos: los 10.000 puntos que ahora funcionan como resistencia”, explica Juan Enrique Cadiñanos, codirector de EJD Valores. El experto tampoco descarta “movimientos que funcionen como consolidación bajista, subidas a este mismo nivel, hacer un movimiento de curva para coger fuerza y volver a retomar los recortes”.
El rango en el que se encuentra quedará establecido “entre los 9.000 puntos de soporte y 10.000 de resistencia” pues, “existe gran debilidad por parte de los indicadores en los que vemos un volumen decreciente en las subidas con respecto a las bajadas, lo que quiere decir que la tendencia en el corto plazo es claramente bajista”.

Las medias móviles de 200 y 60 sesiones se encuentran “cruzadas a la baja y, en tanto en cuanto esto siga siendo así, la tendencia en el medio plazo seguirá siendo bajista”.

El analista ve un posible cambio de tendencia “propiciado por una superación al cierre de los 10.000 puntos, pudiendo dar margen de subida a los 11.000-11.500 y por encima de los 12.000 puntos”. Aún así, “a priori es descartable debido a las tensiones que tenemos en la Unión Europea”.