Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, confía en que el 2011 sea un buen año para la renta variable estadounidense porque, “si nos remitimos a la historia, en el tercer mandato presidencial de un gobierno el S&P 500 se ha venido apuntando una revalorización media del 17% desde la II Guerra Mundial debido a que finalizan los programas legislativos enfocados para reactivar la economía e infunde optimismo en el mercado”.

Si bien, “los niveles de Wall Street por fundamentales siguen siendo insostenibles y si no se reactiva el consumo, las previsiones de subidas no van a ser tan optimistas como se espera, incluso habrá recortes”.

Aunque, con respecto a la situación macroeconómica de EE.UU., Vicho avisa de que “a finales de 2011 se estima que el endeudamiento del país ascienda a14,29 billones de dólares, un 95% del PIB americano, con lo cual, el margen de maniobra de Obama estará muy limitado”.

Ante la cada vez más posible salida a bolsa de Facebook Vicho se pregunta “¿a qué precio lo hará? porque es una compañía sólida con importantes ingresos pero, hasta que no tengamos el precio de salida es imposible predecir las expectativas de la acción”.

“Uno de los focos de interés este 2010 va a ser el Quantitative Easing II que finaliza en junio- destaca el experto- pues, si en el primer trimestre no se empiezan a ver efectos de este programa se podría solicitar ampliarlo, algo que encontraría su oposición en la mayoría republicana del Senado”.

A la pregunta de si veremos subir tipos de interés este año en EE.UU. el analista contesta que “será complicado porque el mercado inmobiliario sigue sin reactivarse, el empleo sigue sin mostrar claros síntomas de mejoría”, incluso dice que “parece más probable que se amplíe el QEII para la compra de bonos”.

"Hasta que no veamos una mejoría en la confianza inversora y en el consumo, el empleo tiene pocas probabilidades de dar sorpresas positivas, aunque tampoco creo que en el primer semestre aumente la tasa de desempleo por encima del 10%”.

De China comenta que “ha sido el motor de la recuperación pero ahora comienza a meter miedo a los inversores por su inflación superior al 5%, aunque el gobierno está tomando medidas para solucionarlo”. Vicho, además, indica que “como el 2010 Brasil y China terminaron con retrocesos, apostamos por ellos este año”.

En cuando al papel de China como acreedor de EE.UU. o España, el experto dice que “está dando un respiro a estas economías, pues infunde confianza al inversor que China, a su vez, confíe en estos sistemas”.

En el mercado de las materias primas, “el precio del oro, la plata o el cobre ha estado sustentado por la fuerte demanda de los emergentes y la debilidad del dólar. De momento, al no haber presiones inflacionistas en EE.UU. y Europa, la subida del oro está bastante limitada, aunque la tendencia alcista permanecerá intacta si no pierde en el corto plazo los 1.370 dólares y, en el medio plazo los 1.300”. Por ello, Vicho es partidario “de hacer caja este año”.

El experto recomienda “buscar oportunidades en los emergentes” y ofrece como opciones “en Asia: China e India, vía ETFs y fondos; en Sudamérica: Brasil, Chile y Perú; y en Europa del Este: Rusia, por su exposición a materias primas, Polonia y Turquía, por su demanda interna”.