Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, observa que “el euro ha estado muy castigado estas semanas por las dudas y la incertidumbre sobre Europa y, desde 1,43 dólares ha acabado 10-12 figuras por debajo, una corrección muy importante y brusca, pues prácticamente de las últimas 22 sesiones, 18 han sido bajistas”.

“A medio plazo está haciendo un canal, ha roto la directriz en 1,32 y se ha complicado al romper la media de 200 sesiones en 1,3525, por lo que éste se convierte en nivel de referencia para el medio plazo. Si lo rompe, irá a buscar los 1,3270”.

Por la parte baja, “romper mínimos en 1,2960 confirmaría alcanzar niveles de 1,2830 dólares”.