Javier Kessler, de JKS EAFI y presidente de ASEAFI, cree que, de cara a 2011 “el entorno económico va a ir mejorando” pero, actualmente “vamos reduciendo la exposición a renta variable para, si suben las bolsas, beneficiarnos, pero si bajan, que no nos perjudique tanto”.

“La deuda gubernamental sigue siendo un activo seguro debido a que todavía existen miedos por la situación económica, eso sí, la probabilidad de que los bonos estatales no se paguen es casi imposible, en cambio la deuda empresarial sí tiene más probabilidades de impago”. Aún así, Kessler cree que “no es momento de estar en deuda, sólo en el corto plazo”.

El experto afirma que no estar pensando en invertir en tecnológicas porque “es un proceso muy supeditado a la bolsa y actualmente el mercado ahora no se mueve por su situación”. “Es pronto para meterse en inversiones sectoriales porque el escenario económico no permite que invertir en un sector sea rentable”. En fondos de inversión prefiere “los fondos diversificados y tipo autor”.

Kessler cree que “las expectativas de inflación van a subir, por lo que un fondo de inversión ligado a la inflación va a funcionar”.