Soledad Pellón, analista de IG Markets, comenta que “el Ibex 35 está en una situación difícil por el panorama de sobrecompra sobre todo en el S&P 500 y, a pesar de que la tendencia de fondo es alcista, el Ibex 35 puede sufrir algún recorte antes de consolidar los 10.900 puntos”, además, “la temporada de resultados puede dar volatilidad adicional y recortes, por lo que, en el corto plazo, parece complicado que consolide los 11.000 puntos”.
Dentro del selectivo, afirma que Repsol “sería uno de los valores que tendríamos en cartera sobre todo porque las previsiones de consumo de petróleo de cara a los próximos años han aumentado, porque la debilidad del dólar también le beneficia y porque ha hecho varias operaciones internacionales”. Con todo ello, la experta prevé “que el valor repunte en el largo plazo”.

Con respecto a la salida a bolsa en Milán y Madrid de la filial de renovables de Enel, Pellón dice que “ al no ser tan competitivas las empresas de renovables en este momento,puede ser positiva esta salida”. Y, en el caso de OHL y la OPV de su filial concesionaria en México comenta que “es una compañía que se está internacionalizado impresionantemente y esta salida a bolsa es muy interesante. Tendríamos en cartera a OHL”.

La experta guardaba buenas expectativas para los resultados de General Electric, ya que, “no ha dado síntomas de flaqueza y tiene una evolución bastante positiva”. Si bien, comenta que “otra cosa es cómo los interprete el mercado pues, Intel o JP Morgan, el mismo día de la presentación de resultados, registraron descensos de su cotización, pese a batir expectativas y dar previsiones buenas”.

Con respecto a las medidas que pueda tomar la Reserva Federal de EE.UU., Pellón comenta que “la semana pasada ya la Fed anunció las medidas de quantitative fixing que el mercado ya había descontado, ahora EE.UU. le va a dar la máquina de imprimir billetes, no hay posibilidad de rebaja de tipos de interés, una subida es poco probable”. Por ello, “el discurso será bastante neutral en aras a mantener el mercado en los niveles altos que está actualmente”.

En el mercado de divisas, “la decisión de ampliar la banda cambiaria de la moneda de Singapur se piensa que puede influir en otras potencias emergentes de Asia que pueden pensar hacer lo mismo”, alerta Pellón. “El dólar débil le ayuda mucho a EE.UU. para salir de la crisis pero esto está en contra de otros países que, a cambio, ven revalorizada su divisa, por lo que esto puede hacerse una guerra a nivel mundial en el caso de que todos los países quieran monedas débiles para favorecer sus exportaciones”, avisa. Así pues, por ejemplo “en China, que la moneda tiene una franja cambiaria muy establecida, EE.UU. estaría pensando introducir aranceles para que el yuan no estuviera tan débil de una forma artificial y veremos si China se lo toma bien, y la cumbre del G20 del próximo mes nos lo dirá”.

Recomienda al inversor “seguir muy pendiente del mercado de divisas y, en el euro-dólar, no creemos que llegue más allá del 1,42”. También habría que estar atentos a “los presupuestos que presente hoy Portugal y el sistema financiero, ya que podríamos ver rebajas en estos valores”.