Ercros también participa en el foro medcap en la mesa de la retribución al accionista como idea principal en la selección de valores. Vamos hablar con Antonio Zabalza, CEO y Presidente de la compañía.

Si le parece vamos a hablar del Plan Act que define la estrategia del grupo para adaptarse al cambio tecnológico que supone utilizar cloro con tecnología de mercurio a producción con tecnología de membrana. El objetivo del plan es hasta 2020. ¿Qué supone este plan para la compañía?

Supone muchas cosas porque es, desde el punto de vista tecnológico, un reto importante. Y  desde el punto de vista financiero una inversion considerable.  Vamos a invertir en la totalidad del plan del orden de 64 millones, la primera fase 46 que es la que está específicamente dedicada al cambio tecnológico de producción de cloro y sosa, que son cifras muy importantes. Es un reto desde un punto de vista tecnológico, que tiene fecha límite – 11 diciembre de 2017 – y a partir de ese día se utilizará la tecnología de membrana que no utiliza mercurio, es mucho más moderna, efectiva en términso de costes fijos…y desde el punto de vista ecológico.

Para nosotros el plan ACt ha supuesto redefinir la estructura de toda la compañía porque hemos aprovechado para situar la producciónde clroro y sosa en las ubicaciones que desde el punto de  vista económico están mejor situadas. El plan Act tiene un asegunda fase dedicada a potenciar los otros dos negocios que tenemos: química intermedia y farmacia, que son menso cíclicos que la química básica y con un margen superior.

Cuando acabemos esta implementación, seremos la compañía con mayor capacidad de producción de  cloro y sosa con tecnología de membranas en España y seremos los líderes desde el punto de vista de volúmenes como del uso de tecnología respetuosa con el medio ambiente.

Por otra parte, las inversiones que estamos haciendo en farmacia son muy interesantes porque ampliará capacidades de producción de productos con alto valor añadido, que tienen márgenes muy interesantes y que nos interesa mantener en cartera.

A nivel inversiones dentro de este plan van a incrementar las inversiones en 10 millones para ampliar la producción de cloro con tecnología de membrana en la fábrica de Vilaseca.  ¿cómo piensan financiarlo?

A lo largo del Plan Act hemos observado que la economía está recuperándose de  forma muy decisiva con lo que se abren perspectivas interesantes porque la demanda está muy viva y por lo tanto decidimos actualizar el Plan Act con una inversión adicional de 10 millones. En total son 64 millones, con un Ebitda de 60 millones. Respecto a la financiación, la verdad es que ha sido muy fácil encontrarla. El 55% de la misma será con deuda, que ya la tenemos concedida en unos términos muy favorables, y el 45% restante con fondos propios. Estamos en una situación donde los recursos han aumentado y tenemos capacidad para acometer estos planes de inversión y a la vez respetar el criterio de tener controlado el endeudameinto.

¿No se plantean hacer una ampliación de capital?

No, porque la nueva situación, el nuevo entorno económico y su reflejo en la compañía ha facilibitado la disposición de fondos propios y por el otro lado ha facitlitado la financiación a través de deuda. Existen ahora una cantidad significativa de alternativas de financiación, todas ellas muy baratas y creo que es bueno que existan porque a la vez hay oportunidades de inversión. El contexto ideal es que haya oportunidades de inversión y predisposición del mercado para financiarlas.

Firmaron el primer trimestre del año con un beneficio del 9,23 millones de euros favorecidos por la subida de la electricidad y el metanol, ¿qué previsiones tienen para el resto del ejercicio?

Son importantes lo resultados del primer trimestre porque nos dan la idea de que mantenemos la tendencia con la que acabamos el año 2016. En nuestro caso, esto se ha reflejado en estas cifras y nos da confianza en que se está abriendo una nueva etapa que nos permitirá ser mucho más rigurosos en los planes de inversión y el dividendo.

Este será el año que retribuirán al accionista, supondrá el 30% del beneficio de este año, ¿cuáles son los objetivos?

Más que un objetivo es una obligación. Siempre hemos sido conscientes de que en el momento que pudiéramos, teníamos que retribuir a los accionistas porque el capital tiene un coste y la mejor forma de visualizarlo es ponerlo en práctica.  Dando este dividendo a los accionistas, que es del 30% del beneficio de 2016, con la peculiaridad de que el 10% se instrumenta a través de un dividendo en cash y el 20% restante será mediante una recompra de acciones destinadas a su amortización. Esto lo hemos hecho así porque hemos visto que había diversas preferencias entre los inversores.

Es un dividendo creciente en función de los objetivos de la compañía. El 30% se abona este año con cargo a los resultados de 2016 y el 35% se paga en 2018 con cargo a las cuentas de 2017….

Ahora es el 30%, la política de retribución tiene un horizonte de cuatro años – hasta 2020 – y en cada año el dividendo crecerá en un 5% hasta llegar al 50% en 2020. Durante este tiempo estarán estas dos vías de retribución: vía cash y recompra de acciones.

Es importante tener en cuenta en un sector cíclico como este es que hay que retribuir al accionistas sin impedir el desarrollo de la empresa, por lo tanto, en la política establecemos  tres condiciones que cumplimos de sobra dentro de la compañía: beneficio mínimo de 0,10 euros por acción; que la deuda financiera neta con respecto a Ebitda por debajo de dos y que la deuda financiera neta con respecto a los fondos propios tiene que estar igual o por debajo del 0,5%. Con lo que queremos que el dividendo se pague con los recursos generados por la actividad ordinaria de la compañía.

Es importante también el crecimiento, ¿piensan en el exterior? Este crecimiento ¿será orgánico o inorgánico?

Hasta el 2020, que es la duración del Plan ACt. El crecimiento esrá de carácter interno porque queremos poner todo nuestro esfuerzo en este plan. Pero dentro del mismo, ya hay un esfuerzo importante en potenciar los negocios de farmacia y química intermedia, que venden casi toda su producción al exterior. En la compañía, vendemos el 50% de la facturación al exterior pero en química intermedia venden casi el 70% y en farmacia el 90% de su producción, respectivamente. Además, tienen mayor margen. El peso de la química básica seguirá siendo importante pero queremos que en términos relativos disminuya algo en favor de las otras dos divisiones.

Evolución en bolsa de la compañía, suman un 54% en lo que va de año en bolsa. ¿Se ha puesto en valor la estrategia de la compañía?

Sí, con toda franqueza. Creo que el incremento importante que hemos tenido a lo largo de 2016 y el que estamos teniendo están poniendo de manifiesto que el mercado entiende qué está haciendo Ercros. Fuimos la primera química española que clarificó los planes que iba a llevar a término a raíz de la directiva europea que impone el cambio de tecnología. Esto fue bien acogido junto con la política de dividendo. Estamos entrando en una nueva etapa en la que la reestructuración de la compañía está llegando a un crecimiento de márgenes que nos permiten retribuir al accionista, hacer plan de inversiones y ver el futuro con optimismo.