El ibex35 tiene su meta en los 11.000 puntos pero será difícil verlos antes de final de año.

En el mercado español sigue reinando la desconfianza y “aunque ayer fue jornada festiva, el resto del mundo nos estaba mirando con lupa porque las noticias que se estaban transmitiendo desde España eran la de estado de alerta, cierre del espacio aéreo y noticias que no ayudan a recuperar la confianza por parte de los inversores internacionales”, reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de DRacon Partners EAFI. Y eso es precisamente lo que refleja nuestra deuda, “no sólo los datos de nuestra economía sino también la desorganización con un sector tan estratégico como es el de las comunicaciones aéreas”. Y ahora la pregunta es pensar ¿qué puede ocurrir con las pérdidas que supone todo esto?

Mientras tanto en Europa se vive una disparidad de opiniones entre la propuesta, por parte del FMI, de creación de una agencia para la compra de eurobonos y la negativa de Alemania. La directora de Dracon Partners EAFI admite que “están cansados pues siempre tienen que pagar el pato los países que han sido más ortodoxos con la aplicación de las medidas para hacer frente a la crisis, ellos tienen sus cuentas públicas más saneadas y sobre todo, están creciendo”.

Ante esta situación ¿habrá el famoso rally de final de año? Pérez Frutos admite que hay que diferenciar entre bolsas como la alemana o la norteramericana “donde no es descartable el rally. Está teniendo una evolución positiva y además tienen las compañías tecnológicas que todavía siguen brillando”. Respecto a la bolsa española duda que pueda ser así “puesto que está tan dominada por bancos y eléctricas que se enfangan en operaciones que no nos dan argumentos para subir”. Esta experta cree que los 11.000 puntos deberían ser la meta del Ibex35 “pero puede ser difícil conseguirlo hasta el 31 de diciembre”:

Ante esta situación “lo importante es pensar si nos interesa estar en nuestro mercado para hacer Trading y luego tener posiciones estructurales en mercado como el alemán o el estadounidense”.

Una inversión que se haría en valores financieros como Citi “que por fin deja de recibir todo el papel del gobierno norteramericano”. Esta experta recuerda que la compañía viene de los 60 dólares, ahora está en 4.50 “y es un valor que puede llegar a 6.5-7 dólares. Es una clara apuesta ganadora con un riesgo limitado”. Sin embargo, hay otros bancos que han recuperado parte de las caída, como puede ser Goldman Sachs que “desde los 200 dólares ha llegado a los 150 dólares”. La banca de inversión va saliendo del hoyo mientras que la retail es la que está teniendo problemas.

Esta experta mantendría la prudencia “pero seguro que el año que viene puede ser un sector para apostar por él”.

En los últimos dos meses ya estamos viendo operaciones corporativas en el sector tecnológico. De ahí que pueda “tener sentido la operación de AOL sobre Yahoo! pero ahora tendremos los focos en tecnología pero también en Farma”. Hemos tenido cambios en Pfizer “en un sector que ahora parece que está aletargado y que parece que empieza a hacer movimientos de compra de compañías de biotecnología, fusiones entre los grandes laboratorios y como no la pujanza de los genéricos”.

Sara Pérez Frutos reconoce que se fijaría en materias primas como el crudo “cotizando por encima de los 90 dólares por barril o cereales como el maíz o trigo, pues según vaya avanzando el invierno se notará en su contratos la carestía”, concluye.