"En estos momentos tenemos 3 factores clave sobre la mesa: restructuración de la deuda griega, recapitalización de los bancos europeos y la modificación y ampliación del fondo de estabilidad financiero", explica Javier Monjardín, analista de Tressis.


“Los rumores sobre la posible quita de deuda española entre un 5% y un 20% vienen a raíz de los próximos tests de stress a la banca europea. Sin embargo, fue desmentido por Bruselas en días anteriores y, lo único que se consigue con estos rumores es encender el miedo a la deuda pública”, comenta Javier Monjardín, analista de Tressis. .

“Creo que hay bastante valor en los fondo de renta corporativa, pues solo hay que ver las compañías. Su situación es completamente diferente frente a 2008, están saneadas, con un nivel de liquidez bastante bueno y, además, teniendo en cuenta que lo que han sufrido en estos meses, las valoraciones son bastante atractivas porque los spreads han pasado de principios de julio de 400 pb a por encima de los 800 pb en septiembre y, además, estamos viendo como la liquidez vuelve poco a poco al sistema”.

“En renta variable hay bastante incertidumbre por todos los factores políticos y por los rumores, lo que hace que haya gran volatilidad en el mercado y una disparidad de cotizaciones entre un día y otro brutal”, dice Monjardín. Además, el experto avisa que “podemos tener sorpresas negativas en las presentaciones de resultados porque, las estimaciones que se dieron en su día con unas previsiones de crecimiento superiores a las que tenemos hoy”. Por todo ello, aconseja “tomar posiciones en renta variable pero con carácter muy largo placista”.

¿Qué hay de los emergentes? “A finales del año pasado ya hubo un cambio de sentimiento en estos mercados ya que se hablaba sobre que sus economías estuvieran sobrecalentadas y hubiera riesgos inflacioncitas. Pero los bancos centrales de estas regiones han hecho su trabajo y las acciones están a niveles de valoración atractivos, si bien, hay una volatilidad bastante fuerte aunque, si se tiene una visión largoplacista, cabría tener una pequeña posición en las carteras”.

En concreto, en fondos de emergentes “tomaríamos más posiciones a nivel global o regional, no hacer una apuesta por un país concreto, y lo haríamos a través de vehículos globales, como el BGF Emerging Markets Equity, o Robeco Emerging Stars o el Robeco Emerging Markets, o regionales, como el Franklin Templeton Asian Growth".