Álvaro Blasco, director de ATL Capital, analiza la situación del mercado español y la temporada de presentación de cuentas empresariales.
Las cuentas empresariales españolas están superando expectativas… ¿esto apoya que el Ibex 35 no esté caro o
realmente ya cotiza a unos ratios elevados?
Los resultados empresariales en España están siendo bastante buenos, lo que es importante, ya que las futuras subidas de nuestros índices dependen de las cuentas, pues los bancos centrales ya han hecho lo que tenían que hacer y la prima de riesgo ha caído. Parece que la publicación de las cuentas del segundo trimestre muestra una variación bastante positiva en las cuentas que vamos conociendo. Aún así, no son suficientes para decir que el Ibex 35 está caro, pues muchas cotizaciones están lejos de sus máximos históricos, aunque algunos precios están descontando mejores resultados de los conocidos.

Mañana presenta sus resultados BBVA y pasado Santander. ¿Qué se espera de estas cuentas?
Las cuentas de BBVA y Santander son primordiales para que el Ibex 35 dé un tirón.
Creemos que en la parte de España veremos una mejora del margen de intermediación, un pequeño descenso de la morosidad y una mejora de la visibilidad de la actividad en nuestro país. Habrá que comparar por trimestres a BBVA, pues el año pasado en mayo eliminó las cláusulas suelo, por lo que puede salir peor en comparativa, aunque creemos que será mejor que el primer trimestre, cuando el margen de intermediación bajó 14 pb.

La gran incógnita será el exterior. En BBVA no esperamos sorpresas en México y EEUU, en cambio, tenemos la incógnita de Turquía y cómo va abordándose este mercado, y Venezuela. En Santander veremos el impacto de Argentina. Esas son las dudas que puede haber, pero para ambas entidades esperamos una menor incidencia en sus cuentas de las divisas, lo que les hizo mucho daño en el primer trimestre del ejercicio.

Aun así, se espera una mejora de márgenes, de beneficio y menores provisiones.

Hoy hemos conocido las cuentas de Jazztel. ¿Qué destacaría de estos resultados e invertiría en Jazztel ahora mismo?
Las cuentas de Jazztel han sido muy buenas y ya pasó esa época en la que no cumplía las previsiones. El margen bruto ha aumentado de forma significativa en el segundo trimestre, frente a los 49 pb del primer trimestre, prácticamente 270 pb. Sigue creciendo el número de clientes (1.483.000 clientes) con un aumento de más del 14%. Vemos un crecimiento significativo de la fibra. El Ebitda mejora casi un 20%, el resultados neto un 25% y la única duda sobre la compañía es cómo puede acelerar el proceso de implantación de fibra, en el que basa su estrategia para los próximos ejercicios. De hecho, ahí podría haber ciertas conversaciones con Telefónica para facilitar la implantación.
Aun así, sus cuentas son muy buenas y justifican su cotización. De hecho, aunque no llegue la OPA, puede seguir ganando cuota de mercado por sí sola. Nosotros entendemos las dos posturas, pues Jazztel no está dispuesta a venderse a cualquier precio y las grandes compañías piensan que lo que pide Jazztel está por encima de lo que puede reportar. Aunque nos pueden sorprender en un futuro, parecer que una operación corporativa es bastante complicada.
A los precios actuales entraríamos pensando en el medio/largo plazo porque pensamos que su futuro en nuestro mercado es muy sólido. 

Mercado MAB. Ahora se pone en duda si la cotización de Carbures o FacePhi responde a la realidad de su negocio y el valor de la compañía. ¿Cree que el MAB está sobrevalorando empresas, que puede ser una burbuja?
Cuando hablamos de empresas tecnológicas no podemos valorarlas por resultados, sino por expectativas de negocio. Esa quizás es la razón por la que FacePhi ha corregido sobre la subida tan espectacular que tuvo en su salida. No obstante, estamos hablando de una tecnología que va a tener bastante aceptación en el mercado y por ello, tiene futuro.
En Carbures yo no tengo ninguna duda. La fibra de carbono cada vez se va a implantar en la fabricación de más productos, lo que le va a hacer crecer. Por ello, creemos que su actividad va a crecer de forma exponencial y vale lo que vale en el mercado.

El euro-dólar marca nuevos mínimos de este año en los 1,343 euros. ¿Cree que el euro seguirá abaratándose aún más cuando se pongan en marcha las medidas del BCE estos meses?
Parece que actualmente estamos viendo una mezcla de circunstancias que podrían hacer que el dólar se fortaleciera por fin. Por ejemplo, podrían subir tipos de interés en EEUU a principios del año que viene, los estímulos se habrán retirado en octubre. Además, en Europa estamos en el sentido contrario: las mediadas anunciadas por el BCE dotarán de más liquidez al mercado y, cuando se implanten, habrá un cierto debilitamiento del euro. Por ello, aquellos que tengan posiciones en dólares pueden tener una rentabilidad buena cuando transformen estas inversiones a euros.
El par debería estar muy cerca de 1,30 de cara a final de año, aunque es muy complicado hacer una previsión sobre divisas porque cualquier acontecimiento podría mover la cotización.

La rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en mínimos, en el 2,47%. ¿Cree que puede bajar aun más?, ¿a qué se debe este movimiento?
Aunque muchos inversores han tomado posiciones en renta variable, sigue habiendo aversión al riesgo y la renta fija funciona como refugio. Sin embargo, comprar bonos de países fuertes está resultando cada vez más peligroso, por lo que los inversores cada vez apuestan más por los periféricos donde ya no hay miedo por el desmembramiento de Europa. Otra opción conservadora serían las Letras del Tesoro, pero estamos hablando de unas centésimas de rentabilidad.