Si miramos la evolución de los principales setores, hay algunos que sobresalen positivamente como el ocio, viajes o  turismo. Y además, el de utilities, comienza a tener una fuerza superior a la del año pasado.
Es cierto que justamente valores que habían subido mucho el año pasado, como Inditex o Viscofan, justamente fueron los que mejor se comportaron descontando previsiones muy favorables para estas compañías. Justamente por la normalización que se ha ido produciendo de la normalización de estos resultados. Esperamos que en 2014 acaben con la misma tendencia del año pasado pero que se vaya normalizando su comportamiento y se refleje el comportamiento similar a las expectativas de evolución de resultados.

Las operaciones corporativas dentro del sector teleco han servido de incentivo. Sin embargo, hay una divergencia entre medianas y pequeñas empresas. Se han descontado movimientos corporativos pero en este momento el mercado ha descontado este catalizador de una forma muy importante y vemos cómo las grandes compañías, como telefónica, son las que más penalizadas han estado y este año llevan un comportamiento negativo. Podemos esperar que en próximos trimestres sea un sector que tenga mayor discreción en su comportamiento.

En el segundo trimestre del año los principales factores que podrían repercutir en el mercado serán similares a los del primero. La situación de Ucrania continúa generando cierto movimiento en la confianza de los inversores y sigue repercutiendo. Sigue siendo una realidad la tensión que produce a nivel internacional. Seguimos pendientes de ver cómo se continúa haciendo la retirada de estímulos, vamos a tener que continuar visualizando con lupa cada uno de los discursos que se produzca desde la FED, compensando con las publicaciones macroeconómicas.

En Europa tenemos un panorama en el que continuaremos pendientes de los resultados empresariales que se publicarán en el primer trimestre del año y veremos cuál ha sido la repercusión real de la retirada de estímulos en Estados Unidos y  en los resultados empresariales. Estaremos pendientes de los pasos que pueda dar el BCE después de que en las últimas semanas se haya visto el apoyo de Alemania para llevar a cabo una política monetaria más laxa.

Los blue chips ya han despertado y esta primera parte del año ha habido cierta rotación e Iberdrola ha sido de las que mejor se ha comportado. Ha conseguido romper el nivel de los 5 euros gracias a la mejora de las previsiones y es uno de los valores a los que se ha trasladado una mejora en la percepción de los inversores. En el caso de Repsol, ha sido gracias a la situación sobre YPF. Vemos oportunidades importantes en el valor pues ha recuperado los 18 euros de forma clara y tiene una recuperación notable para los próximos meses. En el sector bancario podría continuar mostrando vaivenes pero es cierto que la mejora de las variables financieras continuará ayudando a que el sector mantenga un tono también favorable.

El mercado europeo continúa mostrando para el segundo trimestre perspectivas favorables gracias a unas compañías europeas que tienen descuentos importantes. Por lo tanto, los catalizadores deben continuar siendo un apoyo importante para mantener una senda favorable en los próximos trimestres. Es cierto que si miramos la evolución de los principales sectores vemos que algunos sobresalen positivamente. Uno de ellos es el sector ocio, viajes o turismo, que mantienen una senda de crecimiento importante. Por lo tanto, puede ser una de las opciones claras para los inversores en tanto que el sector utilities empieza a tener una fuerza superior a la del pasado año, tanto en nuestro país como en el resto de Europa por lo que serán los sectores los que estaremos pendientes.

Sin embargo, habrá sectores como el tecnológico en el que seremos más prudentes.