Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet Wealth Management para España, analiza las posibles repercusiones que una caída del crudo puede tener sobre las carteras de los inversores de fondos de inversión. 

“El precio del petróleo está excesivamente barato y a niveles no sostenibles. Aunque es bueno para la economía y beneficiar al crecimiento de España para 2015 con un crecimiento adicional de entre el 0,2% y 0,4% del PIB. Esto viene acompañado también de una revalorización del dólar frente al euro lo que hará a nuestros productos más competitivos.

También hay algún punto negativo viendo menores inversores en futuras plantas (petrolíferas)”.

¿Qué previsión manejáis para el PIB español en 2015?
“Podría estar en el 1,8% de crecimiento para el próximo año lo que nos hará ser el país con más crecimiento de la Europa continental”.

¿A USA le compensa que el petróleo de la OPEP esté tan barato frente al ‘fracking’?
“Todas las maneras de obtener petróleo convencionales ralentizan las inversiones del tipo ‘fracking’. El límite está en los 70 dólares. Estados Unidos creemos que no va a parar de extraer petróleo, dentro de un plan trazado en los años 70 y creemos que es una cuestión puntual porque no va a cambiar la estrategia de USA.

Estos precios no son sostenibles y vienen básicamente por un menor crecimiento de la economía mundial y por luchas internas dentro de la OPEP. Cada día el peso de la OPEP es menor y va perdiendo importancia en la capacidad de producción total a nivel mundial”.

Uno de los países más afectados es Rusia. ¿Podemos asistir al colapso de su economía?
“No lo creemos, pero todas las sanciones a raíz de la crisis con Ucrania han venido a sumarse a la situación del precio del petróleo.

Es algo que no le viene bien a Europa. En algún momento, la economía rusa necesitará ayuda del exterior. Este no es problema solamente económico sino también político.”

En torno a un 15% de los bonos high yield que se emiten en el mundo están relacionadas con compañías petroleras…
“Puede haber un mayor número de compañías que hagan default. Es posible que veamos reestructuración de deuda. Los inversores no especializados deberían invertir en este tipo de bonos a través de fondos de inversión.”

¿Cómo afectará el abaratamiento del precio del petróleo a las carteras para 2015?
“Pensamos en un inversor medio con un 50% en RV y otro 50% en RF. Creemos que este año ese inversor debería incrementar su exposición a RV hasta el 60% y esperando retornos moderados de cara al año que viene. El retorno medio de una cartera global bien diversificada estará en torno al 4% para el año que viene”.

Japón, tras la reelección de Abe como primer ministro nipón, ¿qué expectativas se plantean?
“Lo vemos de manera más positiva. El aumento de flujos hacia RV más una política fiscal expansiva nos hace pensar que Japón se debería empezar a comportar de manera más positiva”.