Vamos retrasando un año la famosa caída. Todavía recuerda cuando en 2007 muchos sectores del mercado negaban una burbuja inmobiliaria y que los preicos de la vivienda pudiera bajar. Lo que hemos vivido es que “efectivamente ha estado bajando, posiblemente no a los niveles a los que lo han hecho en otros mercados, pero los que antes negaban la burbuja ahora defienden que se ha tocado suelo”. Ahora vemos 2011 y pensamos que será un año duro y difícil para los vendedores de vivienda “y un año en el que los compradores podrán acceder a la vivienda presentando ofertas. Eso sí, nos queda un largo período en le que no veremos el rebote de los precios”. ¿Cuándo volveremos a ver niveles de precios de 2007? Igual tenemos que esperar 15-20 años para ver el precio de las viviendas a niveles de 2007.

Pero ¿dónde está el precio de la vivienda? Ahora mismo "el precio está donde un comprador puede pagarlo". Hemos vivido años en que los particulares tenían que hacer milagros para acceder a la vivienda, ayudados por parte de los bancos. La situación actual presenta un stock de vivienda enorme “tenemos una restricción al crédito financiero y tenemos vendedores que no asumen que el precio que piden ya no es precio mercado”. Ahora y estamos por debajo de niveles sde 2005 “y quizás tengamos que llegar a niveles de 2002 para alcanzar un rebote”. Lo que ha constatado es que no hay un problema de demanda, es que no se está dispuesto a pagar estos precios.

Ahora mismo la banca vuelve a ser la gran promotora inmobiliaria. Han empezado a recibir producto en 2008 con cuentagotas y en 2009-2010 de forma masiva “y ahora es cuando tendrán que hacer esfuerzos para sacar estos productos”. Encinar ve difícil que saquen estos pisos de forma masiva – porque haría caer el precio y no les interesa- por lo que veremos dos tres años en lo que los bancos serán “reponedores que, cuando vendan el producto, sacarán más al mercado ajustando los precios” Los bancos saben que si construyen precios asequibles tendrán demanda “pero el problema lo tendrán los que quieran vender en la misma parcela”.

Tenemos una banca que “es cierto que ha adquirido mucho producto inmobiliario, que durante mucho tiempo tendrá que gestionar un producto con el que no está especializado, pero es cierto que frente a Grecia o Irlanda tenemos muchas entidades financieras expuestas a mercados emergentes donde no hay crisis”. El director general de Idealista.com reconoce que nos encontramos con varias entidades “por un lado bancos y cajas que tienen fondos propios suficientes para hacer una política agresiva de precios, frente a otras entidades financieras que no pueden ajustar tanto el precio porque entrarían en precios”. Donde haya producto de banco “los precios solamente estarán cayendo”.

Durante varios años los compradores sólo podían pagar el precio que les daban los vendedores. Aquello no era razonable y lo que se habla es que las burbujas tardan más o menos en desinflarse pero al final lo hacen. “Subir año tras año a un ritmo de doble dígito y que a todo el mundo le parezca normal, se ha acabado”. Ahora es muy buen momento para explorar, para los compradores que tienen capacidad de endeudamiento investiguen y empiecen a hacer ofertas. Es cierto que hay muchos vendedores que siguen viviendo en la inopia. "Lo que tenemos claro es que el precio de la vivienda no subirá en los próximos años sino que tendrá caídas puntuales, lentas pero sostenidas".

Sobre la evolución de su división italiana Idelista.it reconoce que “fue nuestra primera apuesta internacional. Ahora somos uno de los actores relevantes al sector inmobiliario en el país y la crisis italiana no es tan fuerte porque en sus fundamentales no tiene tanto peso el ladrillo”. Es curioso que en el sector inmobiliario de las grandes ciudades no se compra nada y se alquila mucho. El mercado por Internet está ahora unos años por detrás del español “pues el hecho de que Berlusconi sea un empresario de medios de papel está haciendo que la penetración de medios de Internet sea más lenta y eso se nota en todos los productos de comercio electrónico”.

Sobre la incorporación de las últimas tecnologías a Idealista.com, Encinar reconoce que "al final Internet facilita la vida para todo, incluso para comprarse un piso. Esa aceptación ha creado un tejido empresarial de nuevas empresas “y ha permitido que todos los soportes móviles hayan sido bien aceptadas en España”. Hoy en día es normal que cualquier persona que tiene un Android o un Iphone pueda saber cuál es la oferta inmobiliaria que hay en esa zona “y estamos muy contentos de ver cómo España se está incorporando a las nuevas tecnologías”.

Hemos apostado por las soluciones rápidas e intuitivas por la gente que busca casas y profesionalizando al sector arrojando luz en un mercado tan importante como es el inmobiliario. “Ahora hay muchos informes de precio y hasta hace diez años sólo había el nuestro. Apostamos por nuevos productos, nuevos mercados, creemos que hay mucho potencial en el mercado de piso compartido y cualquier producto/dispositivo o diseño que suponga que la gente pueda encontrar casa con más facilidad, Idealist.com estará allí”.