Gonzalo Rengifo, director general en Iberia y Latam de Pictet AM, analiza la oportunidad de inversión en madera a través del fondo Pictet Timber.

¿Por qué son una inversión de futuro el sector maderero y las empresas ligadas a él?
Lo lanzamos en 2008 y es el único fondo que invierte en empresas relacionadas con la madera. Invertimos en empresas propietarias del suelo y de los árboles, invertimos en empresas sostenibles, que reforestan todo lo que extraen de sus tierras. Además, cada vez tenemos una demanda más creciente de madera. El 30% de la madera se destina a construcción de casas -especialmente en EEUU, Asia y China-, el 50% va para energía;  y un 20% a productos de higiene y papel.

Además, la madera, cuando más años tiene, más vale. Eso es una característica muy importante para el inversor, pues debe invertir con un periodo de inversión muy largo esperando rentabilidades por encima de inflación, del 5-7% anuales. Siempre va a tener rentabilidades anuales positivas.

También la madera está teniendo un papel estratégico, ya que son un sumidero de CO2.
 
¿Cuál es el plazo de inversión recomendado para una inversión así?
Entre 3 y 5 años esperando una rentabilidad del 5-7%. Pero aporta diversificación y una inversión con una dinámica distinta. Además, estas empresas tienen un descuento del 35% con respecto a la media histórica. Están baratas.
 
La mayor parte del fondo tiene exposición a empresas cotizadas en EEUU, ¿por qué, quizás sea por el ciclo económico, que son empresas muy cíclicas?
Un 15% de las empresas del fondo están en mercados emergentes y muy pocas en Europa, especialmente por la superficie forestal y porque los costes de extracción son mucho más elevados. EEUU tiene un peso en el fondo del 50%, Europa del 20% y Emergentes del 30%. A nivel geográfico es un fondo muy diversificado
 
¿Estas empresas podrían correr el riesgo de que se privaticen tierras?
No hay casos. De hecho, los gobiernos están promoviendo privatizaciones porque llevan a cabo una explotación más eficiente.

Hemos visto que las commodities están atravesando momento muy volátiles… La volatilidad del precio de la madera o incluso del petróleo (que afecta al transporte) podría afectar directamente a estas empresas. ¿Asumen este riesgo o intentan compensarlo en el fondo?
Siempre es un riesgo pero siempre hay que fijarse en las fuentes de demanda. En este sentido, el mercado de casas de EEUU está creciendo, todos los países están comprometidos con la reducción del CO2, y se está expandiendo el uso de la madera como fuente de energía y para la construcción en los emergentes.

Siempre estamos sometidos a riesgos y,si hay una recesión, el precio de la madera se verá afectado, pero ahora estamos en periodo de expansión.

Algunas empresas relacionadas con la madera y el papel también tienen negocios energéticos y ciclos combinados. ¿Ahora esta parte del negocio ha dejado de convertirse en un lastre para convertirse en un catalizador de las subidas?
Por supuesto, ya que la madera se utiliza como fuente de energía, especialmente en emergentes, porque es barata y no está sujeta a las volatilidades de combustibles fósiles.
 
¿Es un fondo socialmente responsable?
Sí, ya que invierte en empresas de madera que hacen una gestión sostenible y responsable de los bosques. Casi todas las empresas en las que invertimos tienen el sello FSC, que significa que tienen que reforestar lo mismo que talan.

Invertir en desarrollo sostenible está cada vez más al alcance de los inversores y estamos viendo que la mayoría de esta inversión está empezando a ser más rentable de lo que los inversores esperaban y no con tanta volatilidad.