El panorama en los mercados ha cambiado del mismo modo que lo ha hecho el tono de Occidente con respecto a las sanciones a Rusia. De unas acciones bastante tibias, ahora la Unión Europea ha endurecido el tono y ha tomado medidas más drásticas, que están afectando a los oligarcas rusos, lo que puede hacer que Vladimir Putin vaya perdiendo el apoyo de esa parte de la sociedad rusa. 

"Las cosas se están complicando", apunta Pablo García, director de Divacons Alphavalue, que reconoce que las primeras medidas que adoptaba el mundo occidental contra Rusia eran demasiado ligeras, pero eso ha cambiado "y por eso nuestro punto de vista tiene que cambiar". 

Las medidas, más contundentes, están teniendo un impacto más notable. "La decisión de intervenir el sistema interbancario Swift, de vetar a varios bancos rusos, y la congelación de activos del Banco Central de Rusia sí que ha tenido grandes repercusiones", explica el experto.

Pero esto tiene una doble vertiente: los oligarcas rusos no esperaban este movimiento y "están cada vez más enfadados". Pero lo preocupante es que, en tan solo cinco días de conflicto militar, ha utilizado la amenaza del armamento nuclear. "Eso significa que el señor Putin está acorralado", algo que podría llevar a Rusia a tomar medidas más drásticas, si cabe, lo que asusta a los mercados. 

Incluso Xi Jinping, uno de sus aliados, se está poniendo un poco de perfil, para evitar también efectos de su economía. El cierre del espacio aéreo y los problemas en el transporte van a agravar el embotellamiento de la cadena de suministro, algo que tampoco le conviene a China, y que presiona los precios de las materias primas. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En este escenario, vemos ya esas fuertes subidas para los precios de las materias primas y del crudo, junto a los bonos y del oro como activo refugio. 

"El mercado está en una encrucijada", porque entiende que las medidas contra Rusia ya sí están siendo más contundentes, pero sin embargo "Putin no está acabado", y eso es preocupante para el mercado. "Esto, lejos de terminar, estamos viendo a un Putin cada vez más acorralado, con un armamento nuclear preocupante". 

En este entorno, ¿qué refugios quedan a los inversores?

Por el lado positivo, el 77% de las firmas del S&P 500 que ya han presentado cuentas, lo han hecho superando las previsiones, un porcentaje que se sitúa en el 63% para el Stoxx 600, a pesar de ómicron, que impactó en el mes de diciembre en los mercados. 

Teniendo todo esto en cuenta, Pablo García recomienda seguir fijándose en materias primas, en firmas como Glencore, Rio Tinto o ArcelorMittal, también el sector de telecoms, "hoy por fin hemos metido a Telefónica modelo europea, buscando el componente defensivo", bajando al mismo tiempo la exposición a bancos. Otro sector que se defiende bien está siendo el lujo. "Pero lo mejor es cubrir carteras, ser prudentes y darnos cuenta de que la situación es bastante tensa todavía", explica el experto.