¿Qué le parece el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)?
El MAB es un mercado muy joven todavía. Nació en el 2009, pero ha demostrado ser muy eficiente para el desarrollo de PYMES con grandes proyectos. En el segundo semestre esperamos una avalancha de empresas nuevas y ampliaciones de las existentes.


¿Le gusta como oportunidad de inversión?
El MAB es una gran oportunidad de inversión, aunque no para inversores de Trading, si no para inversores que quieran acompañar a medio y largo plazo compañías con proyectos de éxito.

Ustedes, como asesores de estas compañías, ¿qué cualidades destacarían de este segmento de empresas?
La oportunidad de participar en proyectos de expansión, con equipos muy implicados en el proyecto empresarial.

Se critica que estas salidas a bolsa se hacen a precios caros o para crecer. ¿Cree que algunas podrían haber hecho techo?
No hay un patrón claro. Habría que identificar las compañías que realmente cotizan a ratios interesantes, con las que han superado niveles justificables por su crecimiento. Habría que analizarlas de forma individual, pero hemos identificado compañías que tienen un recorrido interesante. Es un peligro que se genere una moda con el MAB sin identificar las compañías que realmente cotizan en niveles interesantes.

¿Recomendarían al inversor particular invertir en este tipo de salidas a bolsa?
Nosotros hemos asesorado a dos compañías en su salida a bolsa: Inkemia y Eurona. Consideramos que ambas tienen un gran potencial a medio y largo plazo.

¿Con qué porcentaje de inversión?
Previamente hay que analizar el perfil del inversor y que la inversión encaje en su perfil de riesgo. Hay que tener claro que las inversiones son a medio y largo plazo. Recomendamos, como mínimo, un 10% del patrimonio.