Gisela Turazzini, CEO y co-fundadora de Blackbird, analiza la situación del mercado español y europeo, pasando por el MAB.

¿Qué objetivos técnicos maneja ahora para el segundo semestre para el Ibex 35, el Dax y el EuroStoxx 50?
El EuroStoxx 50 sigue manteniendo una tendencia alcista. Barajamos niveles de 3.066 puntos, que nos harían subirnos al carro. Al igual que en el Ibex 35, que, si sube hasta 11.200 puntos, seguiremos pensando en la cota de los 12.200 puntos. Hasta esa cota, seguiremos comprando en continuación.
En el caso del Dax, vemos que mientras no pierda los 9.500 puntos, estamos positivos, aunque estaremos cautos ya que está más cara que otras bolsas. En este escenario, sobre ponderamos renta variable española.

¿Ve alguna oportunidad para ponernos cortos en valores españoles?
Nosotros siempre compramos fuerza relativa positiva, como es la de la coyuntura actual. Estamos buscando otros mercados para ponernos cortos porque en España no vemos oportunidad de cortos direccionales. De hecho, estamos sobre ponderando la renta variable nacional.

¿Cree que deberíamos descartar el MAB como inversión, o es un mercado en el que se puede confiar y que ofrece oportunidades?
En su día comentamos que había una burbuja en el MAB. A día de hoy no estaría en el MAB, pero sí es una buena solución para empresas que se quieran financiar. En las condiciones actuales, no optaría por el MAB, sí lo haría cuando las reglas del juego fueran iguales para todos y cuando no haya dudas sobre este mercado. A nivel de gestión de carteras, buscaríamos en el MAB oportunidades para diversificar la cartera, aunque nunca destinando más de un 1% a estas empresas. Hemos comprobado que el MAB es más una casa de apuestas que un mercado regulado como corresponde.

Hemos visto mucha volatilidad en Carbures. ¿Qué espera tras el avance en su publicación de resultados?
Me planteo el porqué de ese avance de resultados. Carbures hizo un gesto de transparencia esta semana adelantando las cuentas, lo que aplaudimos. Además, BBVA ha puesto sobre la mesa una financiación de 70 millones de euros que ha calmado la volatilidad del valor. A día de hoy esperamos volatilidad en Carbures. Además, vemos que tiene que cumplir un plan estratégico y, en función de sus resultados, ampliaremos el análisis que hemos hecho estas semanas y buscaríamos una inversión si fuera una buena alternativa. No obstante, a día de hoy estamos al margen porque no lo tenemos todo claro.
Hay que pensar que Carbures, como otras empresas del MAB, se han sacado a 1 euro y con 10 millones se puede comprar todo el free float, lo que hace que el riesgo de inversión sea elevado, sumado además al efecto llamada de estos inversores y que el precio se puede estrangular.

Parecía que las medidas del BCE impulsarían los bancos. ¿Cree que es un buen momento para tomar posiciones?
El sector financiero ha descontado los estímulos del BCE y, por ello, nos mostramos muy positivos, aunque tenemos claro que debemos ser selectivos en el stock Licking. En este sentido, hace una semana rotábamos cartera para sumarnos a otras inversiones como energéticas y cíclicas donde estamos viendo mejor momento.
Dentro del sector bancario, Caixabank puede ser una buena alternativa. Vemos una pauta de continuación que podría hacer que el valor se sitúe a precios de su OPV y que vendría a relajar los ánimos de los inversores que llevan 7 años esperando a que arranque. También Banco Sabadell nos parece una buena alternativa y Santander mejor que BBVA, porque está desmostrando mayor fuerza relativa.