El gestor de fondos de Robeco cree que en mercados como el español es mejor dejar las acciones y apostar por compañías de servicios públicos, con retorno y crecimiento estable, baja volatilidad y un buen dividendo para el accionista.

¿Podrán las decisiones de política monetaria agravar la volatilidad de los mercados en este 2019?

Debemos poner las cosas en perspectiva. Lo que hemos visto entre 2017 y 2019 es un mercado en expansión donde todo el mundo estaba satisfecho, con retornos cercanos a un 16% y una volatilidad muy baja, alrededor de un 8% anual, cuando lo normal es verla en el lado opuesto, como ocurría en 2017. Y creo que esta situación permanecerá en el corto plazo ya que hay mucha incertidumbre, y la Fed parece ahora que quiere ralentizar la subida de tipos.

¿La decisión de la FED de ralentizar la subida de tipos de interés extenderá el rally de los mercados?

Siempre es difícil predecir cómo van a reaccionar los mercados. De una parte, puedes decir, OK, ya no va a haber subida de tipos y debemos hacer frente a ello, y de otra parte hay señales de que la economía empieza a deteriorarse… así que es difícil hacer predicciones. Lo único que podemos afirmar en esta situación es que debemos estar preparados, y hacerlo con nuestras carteras, porque no podemos jugar a predecir, debemos pensar que cualquier cosa puede ocurrir, y lo mejor es tener bien preparadas nuestras carteras, independientemente de lo que pueda finalmente ocurrir.

Entonces ¿cree que esperar lo peor es la mejor estrategia?

Efectivamente, siempre es mejor estar preparados para lo peor. Y sobre todo después de haber vivido un mercado al alza tan duradero, con una baja volatilidad y altas valoraciones, como en el mercado norteamericano que, a pesar de las correcciones del último trimestre, todavía se encuentra con valoraciones muy caras. En definitiva, las cosas podrían empeorar con todas las incertidumbres existentes en el mundo, así que lo que me gustaría aconsejar a los inversores es que “hay que estar preparados”.

¿No les preocupa la recesión?

Por supuesto, claro que nos preocupa la posibilidad de una recesión, es algo malo para los inversores, para todos, y que a nadie le gusta que ocurra. Pero también debemos pensar que las cosas pueden ir a mejor, ya que, al final, la economía funciona en base a ciclos. Hemos experimentado un ciclo de crecimiento muy bueno durante años, así que ahora es lógico pensar que habrá un retroceso en los próximos años, no sé si en 2019 o en 2020, o quizás más tarde. Pero, como dije anteriormente, puedes estar preparado para enfrentarlo. Y, de alguna manera, me gusta, ya que somos inversores defensivos, y nuestras estrategias defensivas funcionan mejor cuando las cosas no van del todo bien en una economía en declive, o en recesión. En definitiva, tenemos que aceptar que existen los ciclos y que sería posible una recesión después de un periodo de crecimiento estable como el actual, aunque las cosas irán mejor después de la misma. Desde la perspectiva de la estrategia de inversión que gestionamos, sería un escenario bienvenido para mostrar la fortaleza de nuestra estrategia.

¿Qué riesgo le preocupa más por su impacto en el mercado europeo?

Bueno, hay muchas cosas que en realidad están conectadas la una a la otra, es lo que hemos podido observar en el pasado. Los mercados desarrollados van ligados a los emergentes y viceversa, y esta realidad macro es un elemento que de alguna forma concierne a los inversores, por supuesto. Pero también debemos ver la parte regional. Por ejemplo, la situación de la banca en Italia, o el proceso del Brexit. Sin embargo, pensando en nuestra estrategia de inversión defensiva, una ventaja para nosotros es que esa misma situación de incremento de la volatilidad en los mercados europeos nos ayuda a reducir la volatilidad de nuestra estrategia y poder ofrecer esta protección a los inversores que, normalmente, es lo que buscan cuando invierten en este tipo de fondos de bajo riesgo y de baja volatilidad como los que gestionamos en Robeco.

¿Cómo cubren el riesgo divisa?

Cubrimos el riesgo divisa hasta cierto punto. En términos generales nuestros fondos son “open currency” o fondos de moneda abierta. Se nos permite sobreponderar un 10% en el mercado de UK, y también en otras monedas, así que el riego divisa en relación al índice está limitado a ese 10%. Por otra parte, si los clientes no desean estar expuestos al riesgo divisa, tenemos otros “share clases” que también están disponibles para ellos.

¿Cuál es el factor de inversión determinante para Ud. en estos momentos?

Lo que hacemos en Robeco es combinar de forma inteligente una serie de factores. Y esto es así porque creemos que es prudente tener en la cesta una combinación adecuada de factores. Sin embargo, el énfasis lo ponemos en las acciones de bajo riesgo, que es donde queremos invertir. La evidencia nos demuestra que las acciones de bajo riesgo tienen un rendimiento en línea con el mercado, pero con un riesgo sustancialmente menor. El ratio de riesgo/retorno lo optimizas invirtiendo en acciones de bajo riesgo. Las acciones de alto riesgo no presentan un mayor retorno, y si un mayor perfil de riesgo, por lo que invirtiendo en este tipo de acciones no consigues un mayor rendimiento. Es por eso que nos enfocamos en la baja volatilidad o acciones de bajo riesgo, es el principal factor de una estrategia defensiva. Por otra parte, es inteligente pensar cuál es el precio adecuado que debo pagar por una compañía, cuál es el valor que debo pagar por ella. Evitamos pagar altos precios por acciones de baja volatilidad, y es por esta razón que tenemos en cuenta el análisis del valor de la compañía, el factor “value”. Pero tampoco nos gustan las acciones que bajan, si por ejemplo lo hacen un 3%, no es mucho, pero ciertamente no es el tipo de negocios que quieres tener en cartera. Es por esta razón que tenemos también en cuenta el factor “momentum”.  Con estos factores, “value” y “momentum”, somos capaces de ser muy selectivos con las compañías de bajo riesgo disponibles en el mercado, y nos proporcionan unos retornos estables en el largo plazo y atractivos beneficios para los accionistas.

¿Cuáles son los crieterios que siguen para seleccionar una compañía?

Bajo el punto de vista de nuestra estrategia defensiva, de bajo riesgo y baja volatilidad, un buen negocio es para nosotros un negocio estable. Y esto lo observamos bajo diferentes perspectivas. En la volatilidad del precio de la acción, el riesgo de estrés de la compañía, por ejemplo, si presenta unas cuentas estables, saneadas, que le permiten continuar con su negocio de cara al futuro. También podemos analizar el riesgo de crédito, por ejemplo, los incumplimientos crediticios es una buen indicador que nos dice si la compañía tendrá que pagar más caro por un crédito. En general, esto es desde la perspectiva del riesgo. Por la parte del factor “valoración”, nos gustan las compañías que premian a los accionistas, que dan buenos dividendos, o que recompran sus acciones, lo mismo nos da una u otra opción, lo importante es que premien al accionista por ser tenedor de sus acciones y pagar dinero a estas compañías para que expandan sus negocios. Finalmente, tenemos el factor “momentum”. Con “momentum” miramos el “momento del precio”, la tendencia es que las empresas que se comportaron bien en el pasado lo seguirán haciendo bien en el futuro: Observamos también los análisis sobre la compañía, si las previsiones del negocio son buenas, o por el contrario se están deteriorando.

¿Cuál ha sido su útlima incorporación a la cartera?

En nuestra cartera, y dentro de la parte más defensiva, las acciones de empresas del sector del cuidado personal se comportaron muy bien el año pasado. Estamos viendo que el “momentum” de estas compañías está mejorando por lo que recientemente compramos más compañías del sector, por ejemplo, grandes farmacéuticas. También vemos con interés las compañías inmobiliarias, que presentan un rendimiento atractivo y con baja beta, así que añadimos algunas posiciones nuestra cartera. En resumen, activos de carácter defensivo.

¿Están invertidos en España?

En realidad debo decir que el mercado español presenta una mayor volatilidad que otros mercados, por lo que encontramos un tipo de acciones menos atractivo. Por ejemplo, la banca representa una importante parte del IBEX y son muy volátiles en sus negocios y en sus cotizaciones, luego no presentan un perfil de bajo riesgo como el que busca nuestra estrategia, así que no tenemos posiciones en Santander o BBVA, pero tampoco lo hacemos en Francia, o incluso Holanda, país de donde Robeco es originario. Por otra parte, preferimos las compañías defensivas. Tenemos posiciones en empresas de servicios públicos, que son normalmente opciones de una estrategia defensiva, de España, Reino Unido, Italia, que presentan un retorno estable y baja volatilidad, ofrecen un crecimiento estable, y pagan un buen dividendo al accionista.

En cuanto a las eléctricas ¿No les preocupa la regulación?

En realidad la regulación siempre está ahí y puede afectar a las compañías de servicios públicos y de otros sectores. Recientemente lo vimos en nuestra estrategia de mercados emergentes. Y puede ser difícil algunas veces, por ejemplo, cuando regulan a las compañías de servicios de agua o electricidad, y bajan sus cotizaciones, aunque esto también es una oportunidad para los inversores. En definitiva, debemos estar siempre preparados y es por lo que tenemos unos límites de concentración, no estamos autorizados a invertir en activos que capitalicen por encima del 10% del índice, o tampoco tener una cartera concentrada con un 40% de acciones de compañías de servicios públicos, y también hay limitaciones geográficas, por lo que tenemos una cartera muy repartida entre países, lo que mitiga el riesgo. Y creo que esto muy bueno, somos gestores que analizamos de forma concienzuda los factores y los riesgos, y cuando estos últimos aparecen, es mejor estar preparados.

 

Maarten Polfliet es gestor del fondo Robeco European Conservative Equities y Robeco Emerging Conservative Equities.