Manuel Domínguez-Blanco, director general de Techdivisas y socio de LMAX, afirma que “el euro-dólar sigue teniendo una tendencia claramente alcista".

"Ahora mismo está retrocediendo a la barra dejada el mes pasado pero, hasta que no toque el nivel de 1,2680 no nos pondríamos definitivamente bajistas”. La razón que respalda esta consideración es que “el canal de tendencia de largo plazo buscaría nuevos mínimos por debajo de 1,20”. Sin embargo, “el euro ahora mismo puede llegar perfectamente a los 1,40 dólares y, de aquí a final de año, los 1,45 dólares”.

El S&P 500 tiene una tendencia lateral-alcista, mientras que el Ibex 35 está lateral-bajista”.

En nuestro selectivo, “los 8.000 puntos eran el nivel clave porque había una línea de tendencia muy clara y, aunque la haya traspasado a cierre mensual, ha aguantado”. “Ahora ha retrasado a los 9.000 y, hasta que no alcance los 9.600 no hablaríamos de una recuperación alcista”.

En cambio, “el S&P 500 tiene mejor pinta porque tiene una figura de doble bottom y una divergencia. El índice tiene un patrón alcista y un soporte muy claro en los 1.100 y una resistencia muy fuerte en los 1.210”. Por ello, cree que “podría llegar a los 1.300 puntos, aunque habría que cotejarlo semanalmente”.

En el mercado de materias primas, “el petróleo tiene una correlación muy directa con el euro-dólar, por lo que, si vemos al petróleo alcista, sería un indicador más para ver al euro-dólar fuerte”. Por fundamentales “vemos al petróleo alcista, por lo que las presiones inflacionistas en la zona euro no habrían acabado y no podríamos hablar de bajadas de tipos por ahora”. Técnicamente, “tiene una línea de tendencia muy clara y está rebotando en el soporte del 38 del 50%. En el gráfico semanal vemos un canal bajista, lo que suele tender a alcista”. Por ello, “en niveles de 113 dólares probablemente coja una senda alcista y llegue a máximos de 130”.

En cambio, “el oro está bajista y, aunque no descartamos un rebote, creemos que va a tener un retroceso severo porque hay una burbuja. La media móvil de 20 semanal es una resistencia muy fuerte y, si esta semana sigue haciendo de resistencia, podríamos ver bajadas en próximas semanas”.