El beneficio de la aseguradora Aviva España creció un 19% en 2015 frente al año anterior. Lo hizo con unos recursos gestionados que en ese periodo ascienden a 7.427 millones de euros. Hablamos con el consejero delegado de la firma, Ignacio Izquierdo, para hablar de los planes de la entidad y las oportunidades y retos a los que se enfrenta su gestora en el actual entorno de mercado.
 
Aviva en España acaba de presentar un beneficio de 106 millones de euros en 2015, lo que representa un crecimiento del 19% con respecto al año anterior. Se trata de una tasa mucho más alta que la media del sector. ¿Cómo lo han conseguido?
Bueno, ha sido una combinación de distintas cosas. Primero que nos hemos centrado en aquellos negocios más rentables: vida-riesgo (que ha estado muy apoyado en la recuperación del crédito, que ha sido un buen ingrediente).

Por otro lado, la estricta gestión de los gastos y unido a una menor siniestralidad y también a unos buenos resultados financieros.

Ya hemos pasado tres meses de 2016, ¿va a seguir creciendo Aviva a este mismo ritmo?
Bueno, no acostumbramos a dar cifras, pero el plan para este y los próximos tres años es seguir creciendo así.

Solvencia II ha sido uno de los grandes retos para la industria aseguradora en Europa. ¿Cómo está posicionado el grupo en este sentido?
Bueno, ha sido un esfuerzo muy importante. Creo que adaptarnos a la nueva regulación ha sido un esfuerzo muy serio y creo que, además, muy beneficioso.

En general el sector ha cambiado la forma de gestionar y creo que es mucho más completa la visión que nos aporta la nueva regulación que la previa.
Ha sido mucho trabajo y nuestra posición de Solvencia II es muy holgada, con un 200% sobre el margen mínimo exigido, con lo que estamos muy bien preparados para el futuro, pero ha significado muchísimo trabajo. Hemos trabajado mucho el balance y más cosas  no solo para adaptarnos a la regulación, sino también para poder optimizar nuestra posición de capital.

El grupo en España ha elaborado un plan de crecimiento para la gestora que pasa por crecimientos del 20% anuales. ¿Cómo plantean asumir este objetivo?
Lo vamos a hacer igual que lo venimos haciendo en los últimos año basado en una fortaleza de producto. Nuestros fondos y nuestros planes. Nuestros fondos son luego la materia prima para el resto de productos aseguradores. Creemos que son de los mejores productos que están en el mercado y están teniendo muy buena acogida y el hecho de que los incorporemos al producto asegurador nos va a permitir esos crecimientos.

En su opinión, el reto de cualquier gestora es el de proporcionar crecimientos sostenibles en el medio plazo que sean superiores a los de los competidores. En un entorno de bajas rentabilidades y tipos de interés cero, ¿cómo plantean afrontar este reto a partir de ahora?
Es verdad que los tipos de interés es un hecho sobre el que no podemos influir, hay que adaptarse a él. Pero trae también cosas buenas. No creo que los tipos se vayan a quedar siempre como están. Creo que a medio y largo plazo deberían irse a niveles históricamente más altos. Pero es muy probable que estemos algún tiempo con estos tipos, con lo que esto ha traído algunas cosas beneficiosas –a pesar de la volatilidad- y es que el cliente está viendo que es importante asumir más riesgo. Creo que eso antes era menos posible y ahora es un diálogo distinto porque la alternativa son productos de muy bajo tipo de interés. Creo que ha venido muy bien para que el cliente asuma –en el largo plazo- algo más de riesgo.

¿Supone un reto para las aseguradoras la nueva medida anunciada por el BCE de comprar bonos de compañías no financieras con grado de inversión, teniendo en cuenta el algo nivel de renta fija que tienen las aseguradoras en sus carteras?
Bueno, pues que tendremos que estar mirando entre el universo de activos de renta fija las mejores oportunidades para nuestras carteras. Desde luego los tipos de interés y el QE del BCE ha tenido mucho impacto pero, por ejemplo en nuestras carteras que estaban muy invertidas en bonos soberanos españoles  pues ha significado muy buenas rentabilidades. Hay que ver cómo se presentan las oportunidades.

Por último, ustedes apuestan por crecer vía adquisiciones, ¿qué tipo de compañía le encajaría a AVIVA?, ¿cuál sería su perfil?
Uno de los pilares estratégicos del grupo es el “not in everywhere”, no en todos los negocios o en todos los países… Somos selectivos. Aquí igual, pero yo no diría que hay un estereotipo de negocio al que estemos especialmente interesados frente a otros. Estamos interesados en seguir creciendo y hemos hecho operaciones corporativas importantes con bancos, o alianzas de otro tipo, como con Pelayo recientemente. No hay un perfil único, sino que lo importante es ir creciendo y de forma orgánica es  fundamental y si se presenta una oportunidad de forma inorgánica, desde luego que la aprovecharemos.