Hablamos con Juan Andrés Romero, presidente de CLERHP sobre el nuevo plan estratégico que acaba de presentar la compañía y también para preguntarle sobre su evolución en el mercado alternativo bursátil.

Se acaba de presentar su nuevo plan estratégico para 2018/20 en el que apuntan que van a conseguir crecimientos de ventas de entorno al 15%, ¿por dónde creen que van a llegar estos nuevos ingresos?

 

El plan estratégico que se ha presentado, presenta para el año 2018 un crecimiento de entorno al 60%. Ese crecimiento se sustenta íntegramente en poner contratos firmados, es decir, con los contratos actualmente firmados en cartera tenemos visibilidad por el 100% del año 2018, y aproximadamente el 22% del año 2019.

También en el plan hemos presentado la cartera de proyectos en los que estamos licitando ahora mismo, en torno a 40 millones de euros. Con nuestra tasa de éxito histórica nos parece bastante razonable ese crecimiento del 15% en el 19/20.

Uno de los pilares que señala el plan de negocio para seguir creciendo es su presencia en Paraguay y Bolivia. ¿Qué supone para CLERHP américa latina?

América latina es el mercado que cogió la empresa para su crecimiento por muchos motivos: cercanía cultural al mercado español, por las pirámides de población que tienen y por los ciclos económicos expansivos, sobre todo a nivel inmobiliario.

En el caso de Paraguay y Bolivia son mercados en los que ya estamos consolidados, tenemos cartera de proyectos para estar contentos y para continuar con una estabilidad durante los próximos años. El otro pilar que estamos poniendo encima de la mesa es España, estamos volviendo a casa, el ciclo inmobiliario en España está cambiando y nos va a permitir un crecimiento interesante y, además, equilibrar la cesta de divisa en la que tenemos los ingresos que actualmente tenemos el 100% en mercados cercanos al dólar.

Entre los riesgos que apuntan precisamente es el tipo de cambio que tienen el euro frente a las divisas de américa latina, ¿Cómo afrentan de momento las divisas?

Hay dos vertientes con el tema de la divisa, una vertiente es la de las ventas en la que está ocurriendo es  que nosotros firmamos todos los mercados en moneda local o dólar. Las monedas locales tienen una correlación muy importante con el dólar en los mercados en los que estamos y ese tipo de riesgo se puede ir cubriendo a medida que se firman los contratos y ya tenemos certeza de la fecha de los ingresos en vía seguros de cambio.

La otra vertiente del tipo de cambio es más difícil de predecir o de corregir, es el hecho de que el activo inmovilizado que tenemos en los mercados latinos en balance está nominado en dólares, lo que ocurre con esto es que cada cierre que hagamos a fecha de cierre vemos tipo de cambio y la valoración en euro de esos activos. No quiere decir que el activo haya cambiado o que se haya depreciado, sino que cambia la conversión a la hora de transformarlo a euros. Ese riesgo no lo podemos cubrir porque sería especular básicamente, si hiciéramos algún tipo de seguro para cubrir la variación del valor del activo. En realidad no hay una contra parte monetaria y podríamos incurrir en pérdidas o beneficios que no corresponden al negocio.

Otro de los riesgos que señalan en su plan de negocio es el carácter cíclico de la construcción y la concentración de su cartera de clientes, ¿cómo van a resolver estos retos en los próximos años?

Son dos problemas que están perfectamente identificados. En la estrategia de la compañía tenemos claro que la construcción es cíclica, los ciclos son más largos o más cortos en función de cada mercado y la concentración de clientes es un riesgo siempre en cualquier mercado. Se solucionan de la misma forma, a través de la diversificación geográfica. Es decir, abrir más mercado y a medida que lo vayamos haciendo tendremos una base de clientes distinta no correlacionada y los ciclos de construcción de cada una de las ciudades irán teniendo divergencia de forma que nos permitirán equilibrar la curva.

También contemplan el reparto de dividendo en estos años, ¿Cuándo creen que lo repartirán y cuál será la cantidad?

Lo que hemos hecho en el plan estratégico ha sido tratar de objetividad la política de dividendo, de forma que no quede como algo a criterio exclusivamente del consejo de cada momento, sino como una política. Esta política se basa en dos ratios, de endeudamiento y de tesorería. El de endeudamiento lo estamos estableciendo en 0,55, es decir fondos propios en lugar del pasivo y el ratio de tesorería estamos utilizando un ratio un poquito retocado que sería el realizable más disponible partido del total pasivo corriente, pero le estamos restando la obra en curso, ya que a pesar de que el asiento en balance está en cliente como realizable, consideramos que no es realizable a corto, sino que es un activo que se va generando con el tiempo.

Con estos dos ratios el plan estratégico que hemos presentado, estaríamos hablando de dividendo en 2020 por importe aproximado de 1 millón de euros.

El precio de la acción de CLERHP en el Mab está en torno a los 0,86 euros y sufre caídas en el año de alrededor del 20%, ¿Cuál cree que es el precio objetivo de la acción?

Los que gestionamos los negocios pensamos siempre que valen mucho, para mi vale cerca del doble de lo que está cotizando ahora mismo. Entiendo que las caídas vienen por las ventas, los compradores han empezado a entrar en los precios cercanos a 0,80 o 0,85, lo que quiere decir que hay interés en comprar la compañía y es una cuestión de tiempo que estos números que estamos presentando en los fundamentales de la empresa acaben empujando el precio hacia su valor real