Dow Jones

Tras el rebote de marzo de 2009, desarrolló en un movimiento impulsivo que tiene tres tramos. Y en uno de ellos ha comenzado una reacción bajista que todavía está muy lejos de anular aquella vuelta en V de marzo de 2009. Ésta sólo se anularía en caso de que realizara el 61,8% de todo el alza realizada hasta principios de este año.

Su corrección es más suave que la de otros índices internacionales y se acercó a la zona del 38,2% de retroceso pero no lo ha alcanzado.

Su estructura sigue siendo de máximos relevantes descendentes y mínimos relevantes también descendente

El último rebote se ha acercado a la línea de los 10.400 puntos que suponen una resistencia en la que se ha girado hacia abajo. Si rompiera los 10.400 puntos, la siguiente resistencia la encontraríamos en los 10.600-10.625 puntos, pero lo más probable es que haya descensos que lleven a corregir hasta los 9.450-9.400 puntos y, cualquier profundización bajista podría llevarlo a los 8.900 y 8.300 puntos.



Ibex 35

Tras el rebote de marzo del año pasado ha tenido dos impulsos alcistas y, el intento de desarrollar el tercero dio un fallo y la pérdida de ese soporte en los 11.180 puntos, lo cual, tenía como objetivo alcanzar los 9.800 y los 9.200, lo que ya se cumplió. E

En la estructura bajista observamos un movimiento canalizado pero ahora tenemos un rebote que se está acercando a la línea que delimita de directriz bajista principal. Este rebote ha corregido prácticamente el 61,8% de retroceso y, si el nivel de los 10.400 puntos fuera superado, el siguiente objetivo sería en 10.800, pero le costará superar estas zonas. También es probable que descienda para buscar los 8.800 e incluso los mínimos del año pasado


EuroStoxx 50

En el movimiento de rebote alcanzó una zona por encima del 38,2% de retroceso, los 2.800 puntos que ahora vuelven a funcionar como fuerte resistencia.

También presenta una vuelta en V que no quedaría anulada hasta que el precio se sitúe por encima de los 2.250-2.300 puntos, que son el 61,8% del retroceso. El objetivo del segundo impulso alcista de este índice serían los 2.950 puntos pero, un fallo de este tercer impulso bajista tendría como objetivo recuperar la zona de 2.250-2.300 puntos.

Actualmente se encuentra cerca de los 2.800, una zona de resistencia que, si volviera a tirar hacia arriba, probablemente hubiera que pensar en aligerar la cartera porque seguiría siendo probable que fuera hacia abajo. Por ahora, la dirección más adecuada en este índice es la bajista Dow Jones

Tras el rebote de marzo de 2009, desarrolló en un movimiento impulsivo que tiene tres tramos. Y en uno de ellos ha comenzado una reacción bajista que todavía está muy lejos de anular aquella vuelta en V de marzo de 2009. Ésta sólo se anularía en caso de que realizara el 61,8% de todo el alza realizada hasta principios de este año.

Su corrección es más suave que la de otros índices internacionales y se acercó a la zona del 38,2% de retroceso pero no lo ha alcanzado.

Su estructura sigue siendo de máximos relevantes descendentes y mínimos relevantes también descendente

El último rebote se ha acercado a la línea de los 10.400 puntos que suponen una resistencia en la que se ha girado hacia abajo. Si rompiera los 10.400 puntos, la siguiente resistencia la encontraríamos en los 10.600-10.625 puntos, pero lo más probable es que haya descensos que lleven a corregir hasta los 9.450-9.400 puntos y, cualquier profundización bajista podría llevarlo a los 8.900 y 8.300 puntos.



Ibex 35

Tras el rebote de marzo del año pasado ha tenido dos impulsos alcistas y, el intento de desarrollar el tercero dio un fallo y la pérdida de ese soporte en los 11.180 puntos, lo cual, tenía como objetivo alcanzar los 9.800 y los 9.200, lo que ya se cumplió. E

n la estructura bajista observamos un movimiento canalizado pero ahora tenemos un rebote que se está acercando a la línea que delimita de directriz bajista principal. Este rebote ha corregido prácticamente el 61,8% de retroceso y, si el nivel de los 10.400 puntos fuera superado, el siguiente objetivo sería en 10.800, pero le costará superar estas zonas. También es probable que descienda para buscar los 8.800 e incluso los mínimos del año pasado



EuroStoxx

En el movimiento de rebote alcanzó una zona por encima del 38,2% de retroceso, los 2.800 puntos que ahora vuelven a funcionar como fuerte resistencia.

También presenta una vuelta en V que no quedaría anulada hasta que el precio se sitúe por encima de los 2.250-2.300 puntos, que son el 61,8% del retroceso. El objetivo del segundo impulso alcista de este índice serían los 2.950 puntos pero, un fallo de este tercer impulso bajista tendría como objetivo recuperar la zona de 2.250-2.300 puntos.

Actualmente se encuentra cerca de los 2.800, una zona de resistencia que, si volviera a tirar hacia arriba, probablemente hubiera que pensar en aligerar la cartera porque seguiría siendo probable que fuera hacia abajo. Por ahora, la dirección más adecuada en este índice es la bajista