La semana pasada el BCE volvió a inyectar liquidez al sistema financiero europeo, algo que Ángel de Molina, director de análisis de Tressis, califica de “muy positivo. En la prima subasta el mercado se mostró indiferente, pero luego se vio que los resultados eran positivos”.
Además, el experto cree que “esto se traducirá en el saneamiento de los balances de las entidades para mejorar su situación, con el paso del tiempo”.

Sin embargo, “otra cosa es que fluya el crédito a la sociedad”, dice de Molina.

Repsol tiene abierto una serie de frentes complicados, “por una parte, Argentina, que cada día cambia la película, mientras que, por otro lado están las tensiones geopolíticas. Mientras, la empresa no deja de hacer nuevos descubrimientos”.

Para sacar partido al incremento del precio del petróleo a través de fondos de inversión, el experto explica que “hay fondos que invierten en compañías directamente relacionadas con la extracción y reservas de petróleo o, si no, directamente sobre la materia prima”.

¿Cómo podemos aprovechar la correlación inversa entre el dólar y el precio del petróleo? “A través de fondos que invierten directamente en las materias primas o la divisa”. No obstante, “hay que tener en cuenta qué producto elegimos, ya que el comportamiento que puede tener el dólar frente al euro, que es lo que tradicionalmente seguimos, puede diferir mucho del enfrentamiento con otras divisas”.

Ya que el petróleo y el dólar suben, ¿puede tratarse de una burbuja? El experto cree que no, ya que “en el caso del petróleo, su ascenso responde a tensiones geopolíticas, mientras que el dólar tiene un comportamiento muy dispar contra las monedas emergentes frente al que tiene contra el euro”.

El sector inmobiliario estadounidense “no deja de seguir cayendo, aunque no a los niveles que vimos antes de la crisis. Estamos dudando de si está conformando un suelo o reduciendo precios, pues no hay que olvidar que la vivienda se traduce en un efecto riqueza para la población y un repunte de su precio podría significar un aumento del consumo y de la riqueza de las personas”.

La recomendación de inversión de Tressis pasa por “estar pendientes de una corrección y apostar por vehículos que sean capaces de adaptarse a este cambio en un entorno de alta volatilidad”. Por ejemplo, en fondos mixtos, selecciona el “Carmignac Patrimoine, el Pimco Multi-Assets y M&G Optimal Income y el Stan Life Inv. Global Asset Return”.

Pues, aunque reconoce que “llevamos dos meses positivos en renta variable, hay dos fuerzas que mueven el mercado, por un lado, los inversores que no han accedido a este rally y están esperando una corrección para incorporarse, que se traducirían en mercados hacia arriba, pero, por otro lado, también puede estar habiendo un cierto cansancio que podría conducir a los recortes, aunque no creemos que vayan a ser muy profundos”.