El analista Nicolás López defiende que la política de la Fed es propicia para que el dólar pierda fuelle frente al euro. Respecto al mercado, el experto hace un repaso a los valores del mercado, que define " bastante partido entre un tipo de valor y otro".

dolar euro

Mercados

Tenemos a un mercado bastante partido entre un tipo de valor y otro. En los últimos meses los valores que lo han hecho bien depende de que la rentabilidad de los bonos sea baja. Las eléctricas están en máximos. En este entorno de tipos 0 son atractivos porque pagan un 5% de dividendo. Asegurarse una rentabilidad del 5% para la cartera. Hay que seguir en este tipo de valores. El riesgo es que si la economía se acelera otra vez y volvemos a pensar que se subirán los tipos habrá una rotación hacia valores con más exposición al ciclo. Si se produce ese cambio, esos valores sufrirán un poco y veremos subidas importantes en toda la parte cíclica que ahora está deprimida, empezando por los bancos. Tendría mayor exposición a no cíclicos pensando que habría que ir aumentando a cíclicos. Hay un sector intermedio que tiene que ver con infraestructuras. ACS, Ferrovial, Aena… se benefician de tipos bajos porque tienen mucha deuda pero también se benefician del crecimiento global. Es un sector  intermedio muy importante.

Dólar

La verdad es que el movimiento de la Fed de no subir los tipos es propicio para que el dólar tienda a debilitarse frente al euro. Lo único que sucede es que con los datos negativos en Europa eso está pudiendo más que el tema de EEUU. De cara a los próximos meses sería razonable salir del dólar y volver a estar en euros.

Alantra

Es un banco de inversión. Bastante internacionalizado con expectativas de seguir expandiéndose y crecer en los próximos años. En general lo ha hecho bien. Mi recomendación sería mantenerse. Al menos a medio plazo tiene expectativas de crecimiento.

Amper

Ha pasado por sucesivas crisis y reestructuraciones. Parecía que estaba saliendo de su última crisis pero es un valor muy sensible a cualquier deterioro del mercado. A nada que las cosas se tuercen se nos viene para abajo. Siempre invertiría con un stop. Mientras aguante por encima de 0,22, las mantendría, con un objetivo de llegar a la zona de máximos, los 0,34 euros aproximadamente.

Melia Hotels

Como todos los valores cíclicos ligados a la economía lleva un año cayendo. Depende de lo pesimista que seamos con la economía. Si alguien piensa que vamos a sumirnos en una recesión, Melia no levantará cabeza. El mercado ha dado signos de suelo. Los valores cíclicos como Melia pueden tener un rebote importante. Lo mantendría.

 

Oryzon Genomics

Es una compañía de biotecnología que está en una fase inicial de su actividad. Es una compañía que está en pérdidas. No genera beneficios ni ingresos de forma importante, pero tiene unas líneas de investigación importantes. Fluctúa entre los 2 y los 5 euros. Es  un rango muy importante. En espera de ver que sus investigaciones empiecen a dar frutos y ver que es rentable a largo plazo. Es una inversión de mucha incertidumbre. Uno puede invertir una pequeña cantidad o jugar en ese rango. Ahora se mueve en la parte de arriba. Da la sensación de que el objetivo es volver a los 5 euros.

 

Indra

Lleva muchos años con problemas. Bastante dependiente del presupuesto público por su actividad de defensa. Ahora intenta hacer un suelo entre 7,5 y 9,5, aunque su tendencia es bajista está en un proceso de estabilización. Si supera los 9,5 sería un signo de cambio de tendencia.

Talgo

Va muy bien últimamente. Es una compañía que ha tenido unos años malos. Le pilló la crisis del petróleo y el parón inversor de los países petroleros del Golfo. En los últimos meses, parece que su suerte ha cambiado. Ha tenido una racha importante de nuevos contratos. Eso ha activado su cotización. Es un valor a mantener. Ha roto la zona de 5,5 euros. Es un valor muy alcista.

 

Tubacex

Los beneficios de Tubacex han seguido mejorando. Viene también de la crisis del petróleo, que hizo que cayera mucho sus beneficios. No ha recuperado los niveles de márgenes que tenía antes de esa crisis, pero la situación es favorable. Ha tenido una corrección importante en este último año, pero como todo el mercado. En 24,40/2,50 ha hecho suelo. Creo que no vamos a ver niveles inferiores a eso. Irá recuperando para ir hacia 3,40/3,60, niveles de valoración razonable.

Santander

El mercado entró en una dinámica muy alcista, quizá al final se pasó de frenada. En 2015 había una cierta sobrevaloración general del mercado. Si intentamos racionalizar el valor de las empresas, no es tanto los beneficios que tengan ahora, sino lo que se proyecta para el futuro. Lo que ha pasado con los bancos es que como la crisis se había pasado se pensó que iban a volver a la normalidad, con aumento de márgenes, mejora de rentabilidad… En consecuencia, se esperaban unos ROE del 11%/12%. Desde entonces, esas expectativas se han ido desinflando. La economía ha mejorado en Europa, pero no del todo. La inflación no sube, los tipos de interés no van a subir. Cambian las expectativas sobre el futuro. Eso es lo que se nos ha desinflado, qué nivel de rentabilidad van a tener los bancos, teniendo en cuenta que los tipos no suben, que el crédito no mejora. Eso hace que Santander valga 4 euros. Podemos ver a la banca como en un gran rango. Estamos en la parte baja. Si la situación cambia un poco, la economía se anima un poco y se vuelve a hablar de subida de tipos podemos volver a ver a Santander en 6 o 7 euros.

 

Caixabank y Liberbank

Ahora estamos en un momento de valoración muy baja de la banca porque hay un gran pesimismo sobre cuál va a ser el escenario en los próximos dos o tres años. En ese escenario, las valoraciones se deprimen. Vender ahora no es buena idea. Espero que en algún momento, en los próximos meses, un año o dos, estaremos en un escenario diferente. Hacer ejercicios con los bancos a largo plazo es difícil. En los próximos dos o tres años nos iremos a la parte de arriba de los bancos y veremos a CaixaBank o Liberbank por encima de los niveles actuales.

 

Tecnicas Reunidas

Sufrió una crisis en 2018 por caída de márgenes. Está en un intento de estabilización. Con los precios del petróleo a estos niveles, es difícil de ver cómo puede evolucionar. Mientras esté por encima de los 20 euros, la situación es estable y podríamos ver un rebote hasta los 27 euros.

Declaraciones a Radio Intereconomía