Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, analiza la situación técnica de BBVA y Banco Santander.


BBVA
Mejoría en la situación técnica a medio y largo plazo. Los máximos decrecientes podrían haber sido rotos con la perforación de la directriz bajista al alza. Desde julio ha experimentado un fuerte movimiento alcista que, para continuar debería superar los últimos máximos relativos y los 6,94 euros. Si supera este nivel podría subir hasta los 8,26 euros, aunque creo que no es el escenario más probable.
En un gráfico de 5 minutos se observa cómo desarrolló un primer tramo alcista entre 5,82-6,11 y, tras la corrección proporcional ha desarrollado un tramo totalmente vertical con proyección del 161,8% respecto al primer tramo alcista, por lo que es muy probable que se lateralicen los movimientos. Además, hay que tener en cuenta que en los 6,70 euros sale mucho papel. El coeficiente rentabilidad-riesgo no compensa para apostar por las subidas ahora.

BANCO SANTANDER
La directriz bajista principal fue superada y realizó un pull back hasta la zona de resistencia que se convirtió en soporte. En los 6,20 euros tiene una zona de resistencia muy importante. No ha llegado a la proyección de 161,8%, que alcanzaría los 6,20 euros. No tiene por qué cumplir esta proyección pero, de hacerlo, encontrará ahí una fuerte resistencia. Por abajo el hueco dejado en la sesión de ayer es muy importante. Sólo pensaríamos en compras para un perfil muy arriesgado.