Javier Monjardín, analista de Tressis, repasa la actualidad de la industria de fondos de inversión. 

Con entradas netas de 221 millones de euros, la categoría RV España encabeza las captaciones de los fondos de renta variable de este mes. ¿Siguen viendo valor en RV Española? ¿Y en las bolsas europeas? ¿Qué fondos recomendarían dentro de esta categoría?
“Continuamos viendo valor en la RV española. Los catalizadores están saliendo algo mejor de lo esperado y las reformas que se han llevado a cabo también están dando sus frutos. Todo esto es posible gracias a que desde el comienzo de la crisis hemos ganado en competitividad.

Otro valor a tener en cuenta es el cruce euro/dólar. Son factores positivos.

Nuestra recomendación, dentro del universo de fondos que hay en España, hay diferentes perfiles como el caso del inversor conservador, con un 85% de exposición a RV, como es el BPA fondo ibérico acciones, o bien el Mutuafondo España o el Siitnedif Tordesillas SICAV para fondos con más beta.”

El balance anual nos deja como vencedores, de entre las gestoras españolas, a dos sectores: el sanitario y el tecnológico. ¿Por qué sectores apostarían para la recta final del año?
“Sobre el sector sanitario seguimos positivos por el crecimiento de la población mundial, el aumento de la esperanza de vida y una mejora económica en los países emergentes.”

Acabamos de conocer las peticiones de la banca europea al TLTRO del BCE. Y en dos semanas Mario Draghi podría anunciar nuevas medidas cuantitativas en Europa. ¿Invertirían en banca? ¿A qué sectores podría beneficiar más liquidez en el mercado?
“El sector financiero nos gusta. Realizar una apuesta pura en el sector financiero la podemos articular con otros sectores, como el de sanidad y el tecnológico.

Respecto a la subasta de liquidez a la banca, no fue del todo lo esperado, con una demanda de 82.000 millones de euros. No es una noticia tan buena como se podía esperar. Es temprano para sacar una valoración porque habría que esperar al siguiente del mes de diciembre. En el caso de que no fluya el crédito el BCE podría adoptar medidas adicionales.

Estamos positivos en el sector financiero”.

¿Cuál sería la diversificación de la cartera clave para encarar la recta final del año?
“Donde más valor vemos es en la renta variable en general, especialmente de la zona euro, donde tenemos fondos de diferentes perfiles como puede ser el Henderson Euroland u otro fondo como puede ser el Inveso Paneuropean Equity, que nos permite aprovechar la devaluación de la libra.

Vemos una exposición a RV del 80/85%, del que un 45% correspondería a Europa, teniendo zona euro y pequeñas compañías;y grandes compañías norteamericanas con el 25%, y habría que dar cabida a mercados emergentes, donde la situación ha cambiado radicalmente con respecto al año pasado.

El resto de la posición la tendríamos en bonos convertibles y en deuda emergente en hard currency”.