Comenzamos mes y por tanto hoy analizamos el Eurostoxx 50 en gráfico mensual a 10 años, con el que obtenemos una  visión mucho más clara del fondo de mercado a largo plazo. Desde los máximos de 2015 entramos en una pauta bajista y correctiva hasta aproximadamente mayo desde la que, una vez superada la resistencia alrededor de 3.100 puntos, se aceleró la tendencia mes a mes hasta llegar a los máximos de 3.700, que no fuimos capaces de superar.

Desde noviembre de 2017, además de los máximos que fuimos incapaces de superar vemos una vela bajista que absorbe totalmente la vela del mes anterior de octubre, y empieza la corrección hasta las dos velas de diciembre del año pasado y enero de este año que dieron lugar a la aceleración en la recuperación de toda la pauta bajista anterior, recuperación de los meses de febrero y marzo de 2019, en la que el Eurostoxx lleva acumuladas rentabilidades trimestrales del 11,67% al cierre del viernes pasado en 3.351.

Y ahora, ¿qué podemos esperar? Deberíamos superar la zona de 3.400 con un cierre semanal para confirmar el siguiente impulso que nos llevaría a zonas de directriz y zonas de mayor  resistencia  y seguramente  de fondo de la tendencia que debe coincidir con los niveles de 3.540 – 3.550 aproximadamente. Los mínimos son ascendentes y el MACD nos ayuda a confirmar que parece  que el dinero quiere entrar y que el mercado podría dejar de lado la lateralidad actual y entrar en tendencia alcista.

Los futuros vienen alcistas, la actividad manufacturera en China parece que entra en expansión y los bancos centrales han frenado la política de subida de tipos de interés que es importante para que continúe la recuperación en los mercados.

Añadiendo el indicador Ichimoku al gráfico 10 años mensual, desde el mes de febrero mantenemos la vela claramente por encima tanto de la nube como de la línea Tenkan.

Si quieres ver en la web de BBVA Trader el vídeo completo en el que está basado este resumen, pulsa aquí.