Compañías del sector farmacéutico. Es la recomendación de Deutsche Bank. Y es que su sólida posición financiera “en un momento en que la deuda está en boca de todos y teniendo en cuenta que son compañías que son máquinas de hacer caja, tienen una visibilidad y recurrencia en sus resultados que son fáciles de estimar gracias a las patentes y líneas de mecamentos”.
Pero ¿cómo afecta la reforma sanitaria llevada a cabo en Estados Unidos? Jimenez Albarracín considera que a pesar de la incertidumbre de los primeros días parece que al final los gastos generados por implantar la Seguridad Social no serán tan importantes para estas compañías y además todas ellas han implementado unas políticas de control de gastos que les permiten afrontar este tipo de costes.

Por compañías, Pfizer es uno de los gigantes del sector Farma americano “y lo vemos muy bien, sobre todo después de comprar Wyeth que le ha permitido mejorar el pay line de los medicamentos – los que entrarán en el mercado en los próximos meses- y que no creemos es el hecho de que perder exclusividad y competir con genéricos le vaya a hacer tanto daño.

Sin salir de Estados Unidos, Merck triplicó sus ganancias trimestrales. Le ha pasado algo parecido. Una compañía que se hizo con Schrering Plough el año pasado “y lo que inicialmente parecía una compra muy arriesgada ha demostrado ser una operación con la que ha llegado a ganar 15.000 millones de dólares”. Este experto reconoce que esta compañía “es de las que está mejor preparada para afrontar los retos futuros porque tiene gran cantidad de medicamentos en fases clínicas avanzadas, que esperamos salgan a la calle en un corto período de tiempo”.

En Europa, Sanofi Aventis ha cambiado su modelo de negocio revisando la sección de oncología, uno de los grandes hitos del mercado. Además ha tenido la visión de centrarse en medicamentos tipo vacunas “que no están afectados por el ciclo de las patentes. Jiménez admite que toda aquella compañía que intente diversificar el riesgo “tiene bastante terreno ganado y ahí entra Sanofi Aventis”. Sobre Novartis “tiene una división de genéricos que está amasando y tiene instalaciones y capacidad de I+D que no tienen las compañías de genéricos”. También ha publicado buenos resultados y “es posible que salgan muchos medicamentos que tienen fases clínicas muy avanzadas”.

Pero ¿sigue habiendo valor en las operaciones corporativas en el sector? 2009 fue el año de las operaciones corporativas: Schreing –Merck, Pfizer-Wyeth y Novartis-Alcon. Y de pequeñas compañías “estamos viendo que a partir de ahora pueden desarrollarse operaciones entre compañías biotecnológicas porque se ve un buen futuro para este tipo de medicina y farmacología”.