Daniel Pingarrón, estratega de IG, explica cuál es el momento en el que se encuentran las bolsas y las alternativas que tenemos para invertir en el presente.
¿Cómo ve los mercados en general de aquí a final de año?

Sobre los atentados de París y el riesgo geopolítico que estamos teniendo ahora comentar que no están afectando. El efecto del terrorismo y por ejemplo del riesgo que vimos con el derribo del avión ruso en Turquía dura apenas unas horas. Lo que estamos viendo es que las bolsas se recomponen con mucha velocidad. Hay brotes muy reducidos de incremento del pánico por estas cuestiones, pero finalmente la inercia alcista se impone rápidamente. Ahora mismo estamos en niveles superiores a los que teníamos antes de los atentados de París, lo cual dice un poco que no han cortado el rebote de las bolsas desde finales de septiembre.

Creo que está pesando en Europa la expectativa que está generando el BCE, en cuanto a la posibilidad que incremente el QE. Esto está depreciando el euro, que le viene muy bien a las bolsas, especialmente la alemana. El DAX superó los 11.000 puntos. Tuvimos un pull back, pero desde esa pérdida la superación de ese nivel ha sido muy fuerte y ahora mismo estamos por encima de 11.300 puntos. Un patrón técnico de libro que viene de nuevo a lo que yo creo que es crear un tercer impulso alcista con subidas en el DAX del 20% desde septiembre. Creo que este tercer impulso en el DAX puede tener algo de continuidad y ser el definitivo hasta que acabe el año para dejar un año bursátil la verdad es que interesante en las bolsas europeas, pese a la volatilidad.

¿Para el mercado español hasta que no pase el proceso electoral no podemos quitarnos los nubarrones que tenemos ahora mismo o se puede esperar que en diciembre se termine en positivo?

Los nubarrones del índice español son mucho más estructurales que el proceso electoral. De hecho el proceso electoral se ve muy claro en el mercado de deuda. Ahora tenemos al bono español reduciendo su diferencial con respecto al bono italiano. No se puede aludir como el principal motivo del peor comportamiento de la bolsa española al escenario electoral en el que estamos. Tenemos cosas más profundas. Principalmente una composición sectorial muy desfavorable para el Ibex 35 con un gran peso de los bancos. Con un entorno de QE como el que estamos ahora se comportan mal. El 40% de los puntos del Ibex provienen del sector bancario. También Telefónica o Repsol han pesado. Creo que de aquí a finales de año el Ibex 35 hará seguidismos de los índices europeos y creo que terminaremos por encima de los niveles actuales aunque en general el Ibex tiene menos potencial de subida que otros índices.

¿Maneja, como ha dicho JP Morgan, que el dólar se podría apreciar en el mejor de los casos un 12% con respecto al resto de divisas?

No sé si un 12% un 8% o un 9%, pero lo que está claro es que el dólar a medio plazo va a seguir apreciándose y especialmente con el euro. El dólar y la libra esterlina atraviesan un momento parecido con sus bancos centrales a punto de subir sus tipos de interés. Si nos fijamos en el Euro-Dólar y en el Dólar-Yen, la situación es distinta porque tenemos que ambos bancos centrales van a realizar anuncios en sentido opuesto. Centrándonos en el EURUSD lo tenemos luchando en el soporte del 1,06, que creo que perderá y como hemos dicho en distintas ocasiones nos vamos a la paridad. Creo que se alcanzará en la primera mitad del año que viene. Incluso creo que en algún momento del año que viene cotizaremos por debajo de la paridad en el euro-dólar.

¿Qué futuro le puede esperar a Abengoa?

Creo que lo que puede pasar es que teniendo en cuenta el carácter estratégico de Abengoa, que tiene más de 24.000 empleados, es una empresa en la que los bancos españoles tienen una fuerte exposición en deuda, más de 4.000 millones de deuda no provisionada, creo que le puede favorecer en este asunto el contenido político. Pienso que desde las administraciones públicas se va a hacer todo lo posible para facilitar la situación. A mí no me extrañaría que en las próximas semanas apareciera ese caballero blanco que venga a sustituir a Gestamp y suscriba en otros términos la ampliación de capital de la compañía para que se pueda salvar. Ahora mismo sobre la mesa no hay ningún candidato que se vea con suficiente claridad para ver que esto que digo es muy probable. Pero haciendo una valoración algo más aventurada creo que podría aparecer esa empresa que ayude a Abengoa a salvarse y que evite que quiebre.

¿Vería incluso probable la intervención del Estado en este caso?

Eso es más aventurado todavía. Es muy difícil que se cumpla el déficit este año. Está muy comprometido el gobierno y Bruselas no lo cree. El año que viene tres cuartos de lo mismo. Además hay un hartazgo ciudadano muy claro e incluso con un cambio de gobierno a las puertas. Por eso es difícil. Nada es imposible pero creo que la opción A es que aparezca una empresa que posiblemente sea extranjera y que ayude a Abengoa a salir de esta situación.

¿De qué manera les puede afectar a las compañías con exposición a Abengoa?

Esto se ha reflejado sobre todo a través de Santander. Abengoa tiene un peso insignificante en el Ibex, muy reducido. El sector bancario tiene aquí una nueva dificultad dentro del año 2015 horrible que ha tenido. Por eso vuelvo a lo de antes. Esto vuelve a poner un poco más de presión a que la situación se arregle. Hay muchos intereses cruzados y muchos intereses puestos en que la situación se pueda normalizar para que Abengoa evite la quiebra y los bancos eviten perder todo el dinero que les debe Abengoa. Santander tiene grandes intereses en que la situación de Abengoa se arregle.

¿Cuáles serían sus acciones preferidas dentro del mercado español?

Auguro un menor potencial del Ibex 35 respecto al resto de bolsas en los próximos meses. Es decir, si estamos pensando en tomar la posición directamente sobre un índice, un futuro o un CFD, creo que hay índices mucho más atractivos que el Ibex, pero que las ramas no nos impidan ver el bosque. Dentro de la bolsa española hay valores muy interesantes y que en este entorno se comportan muy bien. Por ejemplo CIE Automotive es una empresa que yo sigo viendo muy fuerte. Gamesa, IAG, aprovechando el recorte que ha tenido por los atentados de París. Las empresas del sector eléctrico creo que podría ser interesantes en entorno. Empresas hoteleras. NH, por ejemplo. Ebro Foods también veo bastante interesante. El sector financiero creo que debería estar fuera de cualquier cartera en este momento.