Las acciones de Tesla inician la jornada con descensos de casi un 10% tras anunciar los resultados del primer trimestre del año.
La compañía publicó ayer al cierre unos resultados que no han gustado a los expertos, a pesar de batir previsiones. El fabricante de coches eléctricos obtuvo unos beneficios ajustados de 12 centavos por acción. (Ver comunicado)

En términos netos, la compañía perdió 40 centavos por títulos, o 498 millones de dólares, frente a un beneficio de 11,2 millones de dólares.

La empresa que preside el empresario Elon Musk prevé un ligero cash flow negativo para el conjunto del año ya que espera que los costes relacionados con investigación y desarrollo aumentarán un 30% este trimestre.

Y eso es, precisamente, lo que los expertos creen que es lo que está afectando hoy al valor. También influye la noticia de que la compañía no contará con todas las baterías de litio que necesita para la fabricación de sus coches este trimestre.

Durante el pasado trimestre, la compañía entregó 6.457 coches, un 30% más que un año antes. Aunque la cifra está por encima de la media del consenso, es un poco inferior a las estimaciones más optimistas.

Hace unas semanas que la compañía comenzó a vender sus coches en China, aunque las cifras de ingresos en el país asiático aún no cuentan en estos resultados.

Es importante el crecimiento en Asia ya que hay otros expertos que afirman que tampoco gusta el hecho de que gran parte de sus ventas se han producido en Noruega, un país que ofrece grandes subsidios a la compra de vehículos eléctricos. Sin embargo los analistas se preguntan hasta cuando se mantendrán estos subsidios.

En este sentido, la empresa sigue buscando un lugar para situar la megafábrica de baterías que tiene pendiente poner en marcha y que reducirá los costes en un 30%.  Eso sí, hay un dato que los inversores podrían estar pasando por alto. Ayer Tesla comunicó que Panasonic se ha comprometido a participar en esta fábrica. Hace unos meses que la compañía asiática había dicho que aún se lo estaba planteando, lo que generó algo de preocupación.

A los expertos les sigue preocupando que a pesar del aumento de las ventas la compañía siga siendo incapaz de encontrar la rentabilidad y ganar dinero. En cualquier caso, en los últimos cuatro años las pérdidas se han reducido desde los 154 millones a menos de la mitad.

Lo que piensan los expertos

Tras estos resultados los expertos se han dividido. Mientras que en UBS han rebajado el precio objetivo hasta 200 dólares desde 230 dólares por título, los analistas de RB Waird afirman que las caídas que se produzcan son una buena oportunidad para entrar en el valor.

En opinión de estos expertos, los resultados del primer trimestre fueron buenos y la tesis de inversión a largo plazo sigue intacta. En la firma han reiterado su precio objetivo de 275 dólares por acción.

Tras las caídas de marzo, las acciones de Tesla caían hasta ayer más de un 20%, aunque siguen acumulaban rentabilidad positiva desde inicios del año. Hay que recordar que en 2013 las acciones de Tesla se multiplicaron por algo más de 5 veces.

Tesla en bolsa