Diego Jiménez Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, analiza la actualidad de la crisis griega, las caídas de la bolsa china, la evolución de la economía americana y la actualidad del mercado español. 
 
Previsiblemente entre hoy y mañana Grecia presentará una nueva propuesta de rescate que será valorada por el Consejo Europeo el domingo. ¿Qué debería presentar Tsipras para que convenza a las altas instancias europeas de que tienen que seguir ayudando a Grecia?
Ante la falta de propuestas ayer, vimos mucha decepción, pero esto ha hecho que Europa baje la guardia, pues se sucedieron comentarios diciendo que sería muy negativo que Grecia saliera de la Eurozona.

Se espera que presnte un plan más convincente que el actual, que tan sólo se limita a un mantenimiento del IVA y un ligero recorte del gasto militar. Ya el gobierno de Tsipras había mostrado cierta facilidad para acogerse a alguna de las medidas propuestas, así que, podría aceptar subir algo el IVA, cambiar la edad de jubilación, tocar algo de las pensiones… esto podría ser una buena base para un nuevo plan.

Si se llegara a un acuerdo el domingo, ¿rebotaría el mercado?, ¿por qué valores podríamos apostar entonces?
Sin ninguna duda. Y, entonces, tendríamos que apostar por la gran banca española, que ha sufrido en su cartera de deuda pública por la bajada de los bonos por la venta masiva de deuda soberana; también por las constructoras y compañías que están muy endeudadas y que, si hay acuerdo, verán facilitados sus procesos de renegociación de deuda.

Pero, estamos escarmentados de que Grecia y los socios europeos no lleguen a un acuerdo… por si el domingo no se firma nada, ¿cree que deberíamos seguir cautos en bolsa?
Sin duda, hay que extremar la cautela. Sí que hay oportunidades de compra porque en algunos valores el castigo ha sido excesivo. Sin embargo, la volatilidad nos va a acompañar. Incluso si antes del 20 de julio se llega a un primer acuerdo para evitar el default (tiene que pagar 3.500 millones de euros al BCE en esta fecha), hasta muy avanzado agosto no vamos a ver ningún acuerdo definitivo. Es decir, el tercer rescate, del que vamos a empezar a hablar ahora y que podría ascender a 53.000 millones de euros para no tener que salir al mercado hasta 2019, no se va a firmar antes de septiembre.

Ahora bien, no es descartable que no haya acuerdo y se prepare una salida de Grecia de la zona euro, lo que a corto plazo sería muy negativo para los mercados.

La bolsa de China no para de desplomarse. El índice de Shanghái pierde más de un 30% en menos de un mes, la mitad de las acciones están suspendidas… hay quien lo asemeja al crash del 20 de Wall Street. .. ¿Qué consecuencias podría tener en nuestro mercado?
La bolsa china está cayendo, pero es que venía de máximos y de una subida muy vertical. El gobierno va a intentar restringir la salida a bolsa de compañías pues, para que nos hagamos una idea, sólo en junio salieron 47 empresas chinas a bolsa. Teniendo en cuenta que el pequeño inversor chino no invierte en ellas, al final son las propias compañías las que invierten unas en otras, es decir, no está tan fragmentada como una bolsa europea. Por ello, preocupa mucho la caída de la bolsa china y todas las medidas que pueda hacer el gobierno chino para evitar un sobre enfriamiento y burbujas. Pero siguen creciendo a un ritmo que en otro país se consideraría excesivo.

¿Qué consecuencias podría traer para las empresas españolas? Hay muchas empresas que venden en china y pocas que fabriquen, cotizadas tenemos a Gamesa, cuya apuesta por el país le ha salido bien, aunque un enfriamiento de esta economía tendría repercusiones sobre las infraestructuras y Gamesa lo notaria.

Hoy comienza la temporada de presentación de resultados empresariales del segundo trimestre en EEUU. Esta temporada será clave porque podría preceder a una subida de tipos en el país. Por cierto, ayer el FMI reducía sus expectativas de crecimiento para EEUU al 2,5% este año y al 3% el próximo (versus 3,1% esperado para 2015 y 2016), y al tiempo advertía a la Fed de que fuera cauta con las subidas de tipos… ¿cree que se podría retrasar esta subida?
Sin duda. Cada vez hay más analistas que pensamos que septiembre no es el momento para subir tipos porque los datos americanos han salido bueno y podrían justificar esta subida, pero Yellen quiere dar estabilidad a los mercados y, teniendo en cuenta que la volatilidad nos va a acompañar los próximos meses, no creo que suba tipos.

El FMI cree que no sería bueno subir tipos antes de 2016, pero nosotros abogamos por que los empiece a subir en diciembre de este año, principalmente para no desdecirse de lo que comentó cuando llegó al cargo

En cuanto a la temporada de presentación de resultados empresariales, es importante para ver cómo ha ido en comparación con el año pasado. Creemos que los beneficios caerán un 9% con respecto al segundo trimestre de 2014, aunque subirán algo con respecto al primer trimestre de este año. No obstante, creemos que las financieras lo van a hacer bien, también vamos a fijarnos en las petrolíferas, con un petróleo estable entre 40-65 dólares, y en compañías con negocios en el extranjero, para ver si el dólar fuerte les sigue haciendo daño.

Indra está disparada. ¿Cree que el nuevo plan estratégico 2014-2018 presentado hoy responde a las exigencias de los inversores y podemos volver a confiar en el valor?
Los resultados del primer trimestre fueron espantosos, por lo que muchos inversores dejaron de confiar, pero creo que el castigo fue excesivo, pues la nueva directiva llevaba apenas dos semanas en el cargo. Abril-Martorell ha presentado un nuevo plan estratégico y nos parece muy coherente que quiera rebajar los costes de personal, que son prácticamente el 50% de los costes de la compañía. Además, creemos que la entrada de Telefónica va a suponer un fuerte apoyo para Indra.

La subida de hoy nos parece excesiva, por lo que no es momento de entrar, pero sí que tenemos que vigilar el valor, porque es “la tecnológica española”, puntera, y con un núcleo de accionistas estable.

Esta tarde el CAT decidirá qué valor ocupará el hueco dejado por Jazztel en el Ibex 35. Cellnex cuenta con todas las papeletas para entrar en el selectivo. ¿Qué le parece esta compañía?
Cellnex llegará al Ibex 35, aunque no sé si es prematuro. La compañía me gusta, me gusta la compra de torres de telefonía que han hecho y le veo futuro. El problema es su valoración, que está muy por encima de sus posibles comparables. Aun así, la OPV fue bien y estuvo apadrinada por importantes inversores y por el minorista. Es una empresa de futuro, pero hay que tener mucho cuidado con los múltiplos a los que cotiza.

En el caso de que no entrara Cellnex, creo que volvería Acciona. Esta compañía tuvo un disgusto muy importante con toda la regulación de las renovables, sus planes de transformación sufrieron un palo muy grande, pero a partir de ahí está haciendo las cosas muy bien, está desinvirtiendo, está reduciendo apalancamiento, se está centrando en serivci0s y construcción y está consiguiendo muchos contratos, especialmente en el extranjero.