El director de inversiones de BlacRock considera que en el actual entorno de incertidumbre en el que se mueven los mercados, todavía existe valor, aunque limitado a algunas áreas geográficas y a algunos sectores muy determinados.
Uno es un país que hemos recomendado ya hace un tiempo y el otro es un sector que parece más atractivo después de las fuertes caídas de hace un par de semanas, la caída en los precios de la energía y los tipos de interés”, apunta Russ Koesterich, el director de inversiones de BlackRock en una reciente nota enviada a sus inversores.

De hecho, explica que llevan recomendando Japón desde hace un tiempo. “El rally de la última semana ha mejorado debido a las noticias de que el fondo de inversión que gestiona las pensiones del gobierno, el mayor fondo de pensiones del mundo, va a duplicar su posicionamiento en acciones locales desde el actual 12% al 25% probablemente este mismo mes”, explica el gestor.

De hecho, Koesterich cree que otras instituciones japonesas podrían seguir el ejemplo del ejecutivo, lo que podría generar subidas en la renta variable del país y servir de catalizador para más ganancias. “Por eso seguimos positivos en la renta variable nipona”, explica el director de inversiones.

Evolución del Nikkei

Nikkei desde enero


“Además, los inversores también deberían echarle un vistazo al nuevo look del sector de consumo discrecional en Estados Unidos”, apunta el experto. “Hemos sido muy cautelosos con él todo el año. De hecho, una combinación de crecimiento de las ventas errático, un gasto por debajo de la media y altas valoraciones habían hecho que se comportara peor que el mercado en su conjunto. Así, cae desde enero, frente a las ganancias de un 6% del S&P 500”, asegura el gestor de BlackRock.

Sin embargo, Koesterich afirma que aunque el aumento de los ingresos todavía podría ser un lastre, el gasto de los consumidores podría aumentar en los próximos meses debido a una caída de los precios de la energía y a la reciente caída de los tipos, que han dejado la media de las hipotecas a 30 años por debajo del 4%. “Estos acontecimientos junto a un mayor crecimiento de la economía en la segunda mitad del año sugiere que el sector de consumo podría dejar atrás estas presiones, lo que nos hace aumentar su peso en nuestras carteras para igualarlo con su peso dentro del mercado”, afirma Koesterich.