La mayor compañía cotizada del mundo no pasa por un buen momento. Durante la última década había acostumbrado a los inversores y a sus clientes a deslumbrar con unos dispositivos tan rompedores que ha perdido la capacidad de generar el factor sorpresa. Y eso se paga; en ventas.
 
Cuando Apple publique sus cuentas al cierre del mercado (y si el consenso no se equivoca), se conocerán la primera caída anual de las ventas y de los beneficios de la era iPhone.

La compañía de la enseña de la manzana no estaba acostumbrada a ver un descenso en los ingresos, ni en los beneficios. Pero los últimos meses han supuesto una nueva experiencia para la compañía, que ha comprobado que iPhone es incapaz de mantener la tracción de las ventas al nivel de años anteriores. 

El consenso espera la venta de 45 millones de iPhone en el cuarto trimestre fiscal, lo que implicaría el tercer trimestre consecutivo de caídas. En el conjunto del año la empresa podría vender 211 millones de teléfonos, lo que supone un descenso de un 9% con respecto al ejercicio fiscal anterior.

El consenso espera una caída de un 15% del beneficio por acción en este cuarto trimestre hasta 1,66 dólares por acción. Las ventas del periodo podrían descender un 9% hasta 47.000 millones de dólares. Hay que tener en cuenta que este ejercicio tiene una difícil comparación, ya que en 2015 la demanda de iPhone 6 hizo que las ventas del teléfono crecieran un 37%, hasta alcanzar los 231 millones de aparatos.

ventas y beneficios de Apple


Sin embargo, los expertos no creen que el nuevo dispositivo, el iPhone 7 sea capaz de generar tanta expectación, y todo a pesar de que desde la compañía aseguran que se ha superado el punto más bajo de sus previsiones. Desde luego, las noticias sobre peticiones a proveedores y cifras iniciales de ventas son superiores a lo que se temía en un principio.

Con todo, la mayor parte de los expertos prevén una mejora durante este trimestre que acaba de comenzar, el de mayores ventas por la época navideña.  A pesar de este posible repunte quizá habría que esperar hasta el año que viene para asistir a una nueva revolución en las ventas de iPhone, ya que se espera que la compañía eche todo lo que tiene en el asador para conmemorar el décimo aniversario de este teléfono con el próximo terminal.

Recientemente, el experto del sector de Cowen explicaba que “las ventas iban a explotar cuando se presente este nuevo teléfono que podría llamarse iPhone 10”.  Son muchos los analistas los que consideran que los usuarios de Apple siguen aferrados a sus antiguos teléfonos a la espera de las novedades que se esperan del próximo.  Los analistas de BMO creen que en los próximos trimestres más de un 40% de los usuarios de iPhone tendrán un dispositivo de más de dos años.


iphones viejos

Otros analistas consideran que la debilidad de las ventas en China también está pasando factura a las ventas de Apple. Aunque el país se ha convertido en uno de los principales mercados para la compañía, lo cierto es que las marcas locales están impidiendo la supremacía de la enseña de la manzana.

Muy pendientes, por tanto, de todos los resultados que podamos ir conociendo porque la cotización de Apple ha resultado ser muy activa el día después de la publicación de sus cuentas. En los últimos 10 trimestres ha caído cinco veces y ha subido el mismo número de ocasiones, tal y como puede verse en el siguiente gráfico.

Comportamiento


Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión dan al valor una puntuación de 8 en una escala que va del 0 al 10 y que sitúan a la compañía en fase alcista.

apple indicadores

En lo que va de año, sus títulos suben alrededor de un 10%, aunque este avance ha reducido su potencial hasta poco más del 5%. Esa es la diferencia que le quedaría para alcanzar el precio objetivo que le dan la media de los analistas que siguen el valor. La recomendación del consenso es de sobreponderar.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“El iPhone 7 permite a Apple escapar de su patrón de comportamiento”