Si hay un sector cuyo comportamiento en los mercados de renta variable ha sido especialmente bueno durante 2016 ha sido el de materiales. Sin embargo, el recorrido al alza aún podría no haber terminado, según diferentes factores a tener en cuenta y los datos extraídos por el consenso de mercado. Quizá aún no sea demasiado tarde para subirse al carro.
 
Las acereras están atravesando un momento dulce en los mercados. La mejora de las perspectivas en el mercado de las materias primas, y de los metales industriales en particular, han servido como un importante trampolín para sus aspiraciones en términos fundamentales y bursátiles. Solo hay que ver la evolución de ArcelorMittal o Acerinox en la bolsa española, que han sido de las acciones con un comportamiento más alcista del pasado ejercicio.

En el caso de Acerinox en los últimos doce meses se revaloriza más de un 60%, mientras que ArcelorMittal ha conseguido hasta más que doblar su capitalización. Todo ello, como respuesta a la mejora del clima en el entorno de las commodities, sobre todo una vez que se empezó a despejar la posibilidad del aterrizaje forzoso de la economía china.

Bien es sabido que China y la región asiática, además de los países emergentes, son grandes productores además de consumidores de materias primas. La estabilización de sus economías y la mejora de las estimaciones, provoca que los precios de los metales hayan tenido un comportamiento más positivo. Pero esto podría seguir así de cumplirse las proyecciones sobre países como China, India o Brasil del FMI para el 2017.

En este sentido, tal y como apuntaba recientemente James Butterfill, director del equipo de analistas de ETF Securities, los metales industriales “tienen sólidos fundamentos a medio plazo, pero el reciente rally parece haber llegado demasiado pronto”. Además, el aumento del gasto global en infraestructuras, principalmente en Estados Unidos “apoyará el crecimiento a medio plazo”.

Estos sólidos fundamentales, efectivamente, podrían llegar por la parte de los emergentes y de Asia en particular, básicamente porque pueden según el último informe del equipo de analistas de ETF Securities, tiene unos fundamentales “realmente bueno para consolidar el crecimiento global”, lo cual auparía al sector industrial. (Ver: La confianza del consumidor en máximos de 2007)​

Emerging Markets


Además, hay que tener en cuenta la situación del dólar con respecto al resto de divisas. Algo que también influye en la comercialización –importación y exportación– de materias primas. Sin embargo, la mayoría de los analistas apuesta ya porque el dólar seguirá mostrando su fortaleza con respecto a las principales monedas (también del mundo emergente), pero que no se irá mucho más arriba de los niveles que muestra actualmente. Principalmente por la incertidumbre de las políticas de Donald Trump y sus ya anunciadas declaraciones de que la moneda norteamericana ha alcanzado ya cotas muy elevadas que perjudica a las exportaciones estadounidenses. (Ver: La actividad empresarial en máximos de 2011)

En este contexto, ArcelorMittal y Acerinox pueden pescar más facturación, engrosar sus márgenes y sus rentabilidades. Según datos de Factset, se espera que la primera de ellas pase de las pérdidas de 7.315 millones de euros en 2015 hasta el beneficio para este 2017 de 2.310 millones de euros. Un avance que llegaría de la mano del aumento de la facturación hasta los 58.854 millones de euros, tal y como prevé el consenso de analistas. También el PER se reduciría de las 15 veces las ganancias hasta las 12,7 veces, por lo que tendría un importante descuento. (Ver: Indicadores ArcelorMittal)



Previsiones Beneficio ArcelorMittal y Acerinox.jpg


Por su parte, el consenso también espera para Acerinox un avance sustancial de su negocio. Podría pasar de los 286 millones de euros que ganó en 2015, a los 322 millones de euros en 2016 y hasta los 468 millones de euros en 2017. Todo ello con una facturación que podría incrementarse de los 3.958 millones de euros estimados para el año pasado a los 4.658 millones de euros en 2017. En términos de valoración, podría pasar de las 54 veces los beneficios en 2016 a las 21,8 veces las ganancias para este año. (Ver: Indicadores de Acerinox)



Previsiones ingresos ArcelorMittal y Acerinox


Sobre su momento en el medio plazo, Pablo García, director de análisis de Carax-Alphavalue, sostiene que hay que estar “atentos a ver como evoluciona en los próximos meses la demanda”, un factor que es clave para “que se prolongue el momentum del sector”, aunque considera que es difícil que “se consiga replicar la extraordinaria evolución vista a lo largo de estos dos últimos años”.

De esta manera, la media del consenso apuesta en un 58% por la compra de los títulos de Acerinox, mientras que el 33% prefiere mantener los títulos en cartera y el 8% restante vender. El precio objetivo estaría en los 13,53 euros por acción.

Para ArcelorMittal, el 47% de los brókers opta por sobreponderar sus títulos, el 41% por mantener, y el 12% por vender, según datos extraídos de FactSet. Así, su precio objetivo se situaría en estos momentos en los 7,81 euros por título.

QUIZÁS LE INTERESE LEER:

Participaciones cruzadas en el Ibex 35: quién gana y quién pierde  

Las tres mayores posiciones en las carteras de los mejores gestores de fondos españoles