La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) se ha reunido este miércoles con representantes del PSOE, a los que ha trasladado la "situación límite" que viven las familias que se dedican a la agricultura y la ganadería y les ha propuesto medidas de apoyo para el sector.

En concreto, los representantes de UPA, liderados por el secretario general, Lorenzo Ramos, se han reunido en la sede de Ferraz con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la secretaria de Agricultura de los socialistas, Ana María Romero.

En esta reunión de trabajo, la organización agraria ha planteado a las responsables de este partido la situación de "extrema gravedad" que atraviesan las explotaciones familiares dedicadas a la producción de alimentos en todo el país.

UPA ha pedido un plan de choque para reducir estos costes y repercutirlos, a su vez, a lo largo de la cadena de valor. "No es posible ni asumible que los agricultores y ganaderos asumamos la subida de costes que afrontamos", han señalado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La compleja situación que vive el campo se ve agravada además ahora por la sequía que afecta a gran parte de España a lo largo del invierno. Muchas zonas de regadío ya están sufriendo restricciones y los cultivos de secano se ven amenazados ante la falta de precipitaciones.

A este respecto, UPA ha propuesto que se tengan en cuenta criterios sociales a la hora de planificar los recursos hídricos. "En un contexto de escasez hay que proteger al que más lo necesita y merece, y esos son claramente los agricultores familiares", han remarcado desde la organización.

Por otro lado, la organización agraria ha solicitado al PSOE que se posicione del lado de la agricultura y ganadería familiar en el reparto de la nueva Política Agrícola Común (PAC) que está a las puertas de entrar en vigor.

En la reunión también se ha abordado la Ley de la Cadena Alimentaria, donde UPA y el PSOE han coincidido en la importancia de garantizar el cumplimiento de la misma. "Es urgente cambiar la cultura de la formación de precios de los alimentos en nuestro país. El objetivo es que ningún productor venda por debajo de los costes de producción, algo que, a día de hoy, no se está consiguiendo", han indicado.

Por último, UPA y el PSOE se han comprometido a mantener reuniones periódicas con asiduidad para trasladar las demandas del campo y dar respuesta a la situación de crisis que viven los agricultores y ganaderos españoles.