El grupo Novartis deslocaliza la fabricación de la mayor planta de producción del mundo (más de 4.000 toneladas) de penicilinas semisintéticas (amoxicilina) llevándosela a Austria y despidiendo a gran parte de sus trabajadores bajo unas condiciones, cuanto menos, deplorables.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Así, el comité de empresa y los sindicatos CCOO y UGT, en connivencia con la Dirección de la empresa y la Dirección del del grupo Novartis en España, dejan sin indemnizaciones a los trabajadores mayores de 55 años, lo que les permite obtener 55 días de indemnización hasta 42 mensualidades para los trabajadores menores de 55 años - al que pertenecen la mayoría de sus miembros- , y abocan a los mayores de 55 años, en todo caso, a un acuerdo de indemnización de 20 días con un máximo de 12 mensualidades, ahorrándose Novartis las indemnizaciones de sus empleados más fieles. 

"Los trabajadores afectados mayores de 55 años que no quieran participar y rechacen el Plan de Rentas y/o mayores de 63 años que no hayan salido como voluntarios en 2021 recibirán una indemnización de 20 días por año de servicio con el tope de 12 mensualidades", así consta en el acta del preacuerdo de la compañía.

La política empleada por el grupo Novartis y el Comité de empresa es absolutamente contraria a sus propias políticas de Responsabilidad Social Corporativa, malmetiendo con aquellos trabajadores que han permanecido al lado del grupo Novartis más de 30 años, incluso desde antes de la constitución de Novartis tras la fusión de Sandoz y Ciba.

Según manifiestan fuentes cercanas a la empresa, “el comité de empresa se ha vendido a la Dirección de Novartis, dejando a los trabajadores mayores de 50 años a los pies de los caballos, para aumentarse sus indemnizaciones y los sindicatos han pactado cobros con Novartis bajo la justificación de atender el asesoramiento jurídico de los trabajadores, fuera de la más mínima ética que garantice su independencia en las negociaciones.”